20 de marzo de 2009

DESALOJO DE VENTEROS EN LOS ALREDEDORES DE LA UdeA

COMUNICADO A LA OPINIÓN PUBLICA
DESALOJO DE VENTEROS EN LOS ALREDEDORES DE LA UdeA

Sin lugar a dudas resulta absolutamente lamentable el asesinato de una persona dentro de la Universidad de Antioquia, tan lamentable como resulta el asesinato de cualquier persona en cualquier esquina de la ciudad de Medellín o en cualquier parte de Colombia; los venteros ambulantes que nos encontramos ubicados en los alrededores de la Ciudad Universitaria repudiamos, al igual que lo ha hecho la comunidad universitaria y la ciudadanía en general, este tipo de acontecimientos, no solo porque haya ocurrido al interior del Alma Mater sino porque el suceso en si resulta absolutamente aterrador.

Sin embargo no logramos entender aún porque resulta necesario para las instancias de gobierno a nivel departamental, municipal y universitario erradicar las ventas informales en los alrededores de la Universidad (y también al interior de ella) para poder “ devolverle la seguridad al campus universitario ” más aún teniendo en cuenta que la existencia de las ventas exteriores es el resultado de un proceso de concertación y organización que se ha venido adelantando durante más de cinco años de manera mancomunada entre los venteros del sector y la administración municipal encarnada obviamente en la Subsecretaria para la Defensoría del Espacio Público de la ciudad de Medellín.

Y no lo logramos entender porque no se nos ha explicado cual es la relación que según la policía y las instancias de gobierno existe entre nosotros como venteros informales, organizados, carnetizados, regulados, plenamente identificados, estudiantes de la misma Universidad, padres de familia, adultos mayores, discapacitados, etc, etc. con los problemas de seguridad que afronta la ciudadela universitaria, y no lo podemos entender porque ni siquiera el acto administrativo mediante el cual nos notifican su decisión explica los motivos como según la ley debería hacerlo. Pero más aún nos preguntamos ¿como el hecho de sumergir a más de 50 familias en la angustia y la incertidumbre puede ayudar a mejorar la situación de seguridad no solo en la Universidad sino en la ciudad?

¿Porque después de cinco años de diálogo y concertación, en los que como diría la Corte Constitucional resulta más que obvia la “confianza legitima” depositada por la administración municipal en este grupo de venteros, se arremete contra ellos de una forma tan arbitraria?, ¿Por qué sin dialogo ni concertación?, ¿simplemente porque si?.

Elevamos un reclamo respetuoso frente a la administración municipal, la departamental y la universitaria para que se sienten a la mesa y conversen con nosotros, para que juntos, como nos habían dicho durante más de cinco años que debía hacerse, encontremos puntos de encuentro para poder generar alternativas de solución a las dificultades si es que realmente existen porque hasta el momento no las conocemos.

Hacemos un llamado solidario a la personería municipal, a la defensoría del pueblo, a la comunidad universitaria, a los demás venteros ambulantes de la ciudad, a la ciudadanía en general, movimientos y organizaciones sociales, ONG´s, sindicatos y organismos internacionales para que no nos dejen solos y no permitan que bajo el argumento de la seguridad se cometan atropellos y justifiquen decisiones que nada tienen que ver con el interés colectivo de nuestra sociedad; y muy especialmente hacemos este llamado a la propia Subsecretaria para la Defensoría del Espacio Público ya que consideramos que más que nadie es esta instancia gubernamental la que puede dar fe de los éxitos alcanzados en estos cinco años de organización con los venteros del sector, porque consideramos que guardar silencio de su parte es tanto como aceptar el fracaso de su trabajo y sus políticas, y ante todo porque más que nadie tienen el conocimiento de que es imposible lograr la reubicación de un grupo tan grande de venteros en una ciudad como Medellín, saturada de ventas informales, sin desmejorar seria y drásticamente la calidad de vida de cada una de estas personas y su grupo familiar.

A los venteros informales en el resto de la ciudad les sugerimos estar alertas, pues al parecer un asesinato en cualquier lugar y por cualquier motivo, de esos que ocurren en tan grandes cantidades por estos días, puede ser motivo suficiente para desconocer sus derechos y arrasar con sus negocios.

A los estudiantes y miembros de la comunidad Universitaria que confluyen en nuestros negocios, bien sea por las ventajas económicas o por la calidad de nuestros productos les damos las gracias por todos estos años de fidelidad y confianza y los invitamos a exigirle a la administración universitaria a desarrollar programas serios desde bienestar universitario que le brinden garantías reales de alimentación a todos aquellos que no cuentan con $5000 ó $6000 pesos diarios para su alimentación.
EXIGIMOS RESPETO, EXIGIMOS DIALOGO Y EDUCACIÓN, SOLIDARIDAD Y COMPETENCIA DE PARTE DE LA ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL, EXIGIMOS QUE SE NOS RESPETE EL DERECHO AL BUEN NOMBRE, AL TRABAJO, LA VIDA DIGNA Y A LA HONRA, EXIGIMOS QUE SE NOS GARANTIZE EL DEBIDO PROCESO, QUE SE NOS TRATE COMO PERSONAS, COMO CIUDADANOS Y QUE EL ESTADO CUMPLA CON SU DEBER DE PROTEGERNOS EN LUGAR DE ATROPELLARNOS.

¿MEDELLIN LAS MÁS EDUCADA?
¿MEDELLIN SOLIDARIA Y COMPETITIVA?

ASOCIACIÓN DE VENTEROS DE LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA, ASOVUDEA
.