29 de septiembre de 2010

ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES 30 DE SEPTIEMBRE 2010

ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES
UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

JUEVES 30 DE SEPTIEMBRE DE 2010
9:00 AM

LUGAR: TEATRO LUIS FELIPE VÉLEZ DE LA ASOCIACIÓN DE INSTITUTORES DE ANTIOQUIA (ADIDA)

Calle 57 No 42 - 70 Argentina con Giradot
(Dos cuadras al sur del Colegio María Auxiliadora)

ESTUDIANTES EXIGEN ABRIR U DE A

Estudiantes y profesores exigen abrir la U. de A.

Alejandro Gómez | Medellín | Publicado el 29 de septiembre de 2010

Representantes de estudiantes y profesores de la Universidad de Antioquia exigen la reapertura inmediata de la institución, cerrada desde el 15 de septiembre pasado, luego de que una manifestación de integrantes de la comunidad y el ingreso del Escuadrón Móvil Anti Disturbios (ESMAD) -hay voces encontradas sobre si estaba justificado o no- terminara en violencia.

En un rueda de prensa en la mañana de este miércoles delegados de organizaciones estudiantiles aseguraron que tienen propuestas frente a los temas sensibles del claustro pero que se sentarán a dialogar cuando esté abierto.

Camilo Durango, del Comité Universitario de Derechos Humanos Gustavo Marulanda, sostuvo que la U. tiene que estar abierta paradialogar porque se requiere la presencia de todos los estudiantes para debatir.

Esa posición, dijo Alejandra Parra, de la Federación Universitaria Nacional, la expusieron los cinco delegados de los estudiantes que el martes estuvieron en la sesión ordinaria del Consejo Superior.

Parra, sin embargo, indicó que notó que “no hay ambiente de diálogo” de parte del Gobernador Luis Alfredo Ramos Botero, presidente de ese organismo, el máximo de dirección del Alma Máter.

Unas de las propuestas de la mesa de trabajo estudiantil de la que hacen parte Durango y Parra es que la Tarjeta Integrada Personal(TIP), nuevo carné de la institución, se implemente de manera más gradual y que se conforme una asociación de vendedores informales para controlar las ventas en la Ciudadela Universitaria, aunque se reconoció la existencia de personas que tienen hasta cinco puestos de venta. Alejandro Parra llamó la atención para que no se comparen a los vendedores informales y a quienes se manifiestan políticamente con delincuentes y violentos.

Voces
Sara Fernández, representante de los profesores, resaltó la propuesta de crear un Comité Interuniversitario de Derechos Humanosconformado por estudiantes y profesores que sea sostenido por la Rectoría. La docente compartió que no siente un ambiente de diálogo de parte del Consejo Superior y que han sido escasas las posibilidades de expresión de su estamento.

Desde el Consejo Académico, se organizó una encuesta en la página web de la U. de A. que empezará este jueves para consultarle a los universitarios sobre las mínimas condiciones para la reapertura. Santiago Salinas, uno de los estudiantes, no está de acuerdo con la consulta porque cree que lo que se pretende es justificar con respuestas obvias a preguntas como por ejemplo “¿Está de a cuerdo con la violencia en la U.?” medidas que se tomen posteriormente.

Marco Antonio Vélez, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia, compartió su inconformidad con la encuesta porque le parece que debe ser el punto de llegada y no de partida. Vélez también exigió que la U. sea abierta inmediatamente pero por lo pronto permanecerá cerrada.


http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/E/estudiantes_y_profesores_exigen_abrir_la_u_de_a/estudiantes_y_profesores_exigen_abrir_la_u_de_a.asp?CodSeccion=211


28 de septiembre de 2010

INFORME ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES 28 DE SEPTIEMBRE 2010

INFORME DE LA ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES 27 Y 28 DE SEPTIEMBRE DE 2010.


La Asamblea General de Estudiantes de la Universidad de Antioquia, reunida desde el exilio en el Teatro Luis Felipe Vélez de ADIDA, los días 27 y 28 de septiembre determina hasta ahora:

  1. Asistir a la sesión ordinaria del Consejo Superior Universitario (CSU) del día 28 de septiembre, se nombró una comisión de 10 estudiantes que asistirán y presentarán ante dicha corporación un documento público aprobado por la Asamblea en la cual se refieren a la Reapertura inmediata como requisito para un diálogo posterior y más amplio sobre: Ventas informales e ilegales, Expendio y consumo de Drogas, los brotes de violencia en el campus y sobre las inquietudes que genera la manera bajo la cual se lleva el modelo de investigación de la Universidad (sobre esto en la Asamblea hubo intervenciones que explicaban la relación con el decreto de ciencia y tecnología firmado el 13 de septiembre por el gobernador, la TIP, el proyecto empresarial RUTA N entre otros, se explicará mejor mediante el comunicado aprobado y entenderá mejor el lector del blog si asiste a la asamblea).
  2. Continuar con la Asamblea General de Estudiates de la Universidad de Antioquia el día 30 de septiembre de 2010 desde las 9:00AM en el Teatro Luis Felipe Vélez de ADIDA, la mesa recogerá las propuestas elaboradas durante estos dos días mediante una relatoría previa y se procederá a las votaciones respectivas. Dicho documento se publicará en este blog cuando esté disponible.
Sobre la consulta virtual que propone el Consejo Académico, la Asamblea todavía no toma ninguna determinación al respecto.

De igual manera se hace extensa la invitación a Medios de comunicación de todo tipo, y a los estudiantes que deseen asistir a la Rueda de Prensa programada para mañana 29 de septiembre de 2010 a las 8:00 en el Teatro Luis Felipe Vélez de ADIDA. Dicha rueda de prensa fue preparada por el Comité de Medios.

24 de septiembre de 2010

CONTINÚA ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES 28 DE SEPTIEMBRE 2010


CONTINÚA LA ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES
UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

MARTES 28 DE SEPTIEMBRE DE 2010
9:00 AM

LUGAR: TEATRO LUIS FELIPE VÉLEZ DE LA ASOCIACIÓN DE INSTITUTORES DE ANTIOQUIA (ADIDA)

Calle 57 No 42 - 70 Argentina con Giradot
(Dos cuadras al sur del Colegio María Auxiliadora)

LA ASAMBLEA DEL DÍA DE HOY DETERMINÓ:

1. Asistir al programa radial precedido por Ramiro H (Presidente de Aprocátedra) para dar a conocer la problemática del cierre de la Universidad.

2. Enviar un comunicado al Consejo Superior Universitario, manifestandoles nuestra imposibilidad de asistir a la sesión de esta corporación el día 28 de septiembre, pues aún los estudiantes no hemos sentado una posición concluyente y seguimos en discusión en la Asamblea de mañana.

3. Continuar con la Asamblea General de Estudiantes el martes 28 de septiembre desde las 9:00AM en el Teatro de ADIDA.

LA ASAMBLEA GENERAL APRUEBA LA DENUNCIA PÚBLICA ELABORADA POR LA MESA DE TRABAJO CONJUNTO QUE APARECE MÁS ABAJO

23 de septiembre de 2010

DENUNCIA PÚBLICA MESA CONJUNTA DE TRABAJO


MILITARIZADA LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

DENUNCIA PÚBLICA

En inminente riesgo se encuentra la vida, la integridad física y psicológica de los estudiantes de la Universidad de Antioquia, después del ingreso violento por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía Nacional, el día miércoles 15 de Septiembre, y las posteriores declaraciones presentadas en los diversos medios de comunicación de la ciudad de Medellín, como a los de difusión nacional, dadas por el gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos y miembros de la Administración Central de la Universidad de Antioquia, entre ellos el rector Alberto Uribe Correa, el vicerrector general Martiniano Jaimes, y los miembros del Consejo Académico.

Antecedentes:

La universidad, como espacio para la reflexión, el debate y la construcción de pensamiento critico desde los diferentes estamentos, ha sufrido en carne propia la violencia que tanto ha azotado este país. Son innumerables las amenazas, hostigamientos y asesinatos de profesores, trabajadores y estudiantes, tanto al interior, como al exterior del campus universitario, por el solo hecho de atreverse a pensar diferente. Tan solo en el último año se han amenazado de muerte a más de 30 estudiantes por un denominado “Bloque Antioqueño de las Autodefensas”[1], muchos de ellos tuvieron que salir de la ciudad y abandonar sus estudios.

Desde inicios de este año se han presentado movimientos estudiantiles y profesorales al interior de nuestra universidad, por la exigencia de verdaderos espacios democráticos, tanto para el debate, como para la toma de decisiones; la respuesta de las directivas y los gobiernos regionales, han sido ridiculizar los movimientos desconociendo sus exigencias; así como mostrarlos ante la opinión pública como los responsables de las perdidas económicas que sufre la universidad por una supuesta “parálisis” de las actividades “misionales”, generando con ello estigmatización y señalamientos, y negando las exigencias claramente legales y constitucionales, que como sociedad civil tenemos.

La ciudad de Medellín, durante el año 2009 y lo corrido del presente, ha sido catalogada como una de las más violentas del país, y donde mayor hacen presencia las denominadas “bandas emergentes”, producto del proceso de “desmovilización”. Tan solo el año anterior se presentaron mas de 2200 muertes violentas, y este año va por la misma cifra; y aunque la ciudad convive con un estado de conmoción interior– militarización de la mayoría de las cuadras, barrios y comunas de la ciudad, no solo por miembros de la policía nacional, sino por integrantes del ejercito Colombiano- la situación no ha cambiado en lo absoluto, y el clima de terror y zozobra perdura en nuestra ciudad, no solo por la presencia de los denominados “combos”, sino también por la militarización de la vida civil como instrumento de control de la población, que en algunas zonas de la ciudad como la comuna 13 trabajan de manera conjunta. “Llama la atención que en una ciudad donde se ha incrementado el pie de fuerza en más de 2.500 efectivos en los últimos años, llegando a un total de más de 6.900 policías (a los que hay que sumar los uniformados del ejército que hacen presencia en algunos barrios), aun se mantengan los constantes enfrentamientos con armas sofisticadas de largo alcance entre combos, bandas y paramilitares. Es de difícil comprensión el porqué, a pesar de la militarización que tiene lugar en los barrios periféricos, los homicidios continúan en alza y en la ciudad sigan operando 343 bandas y combos distribuidos en las diferentes comunas”[2].

Es importante destacar, que aun con la fuerte presencia de la fuerza pública en la ciudad, el problema de narcotráfico y microtráfico que padecemos no ha disminuido, y por el contrario viene en aumento.

Por ejemplo, las denominadas ventas informales e ilegales como las han denominado algunos miembros de las directivas Universidad de Antioquia y el mismo gobernador, no solo se presentan en nuestra Alma Mater, sino es un problema de ciudad y país, debido al alto grado de pauperización de las condiciones laborales en Colombia, recordamos que mas de un 12.6% de la población Colombiana se encuentra en desempleo, que mas de un 40 % se encuentra sobreviviendo en condiciones de la informalidad, que de cerca de 43 millones de habitantes mas del 60% se encuentran en la línea de pobreza, y mas de 10 millones en condiciones de indigencia, que según los índice GINE (miden los niveles de equidad) Colombia es uno de los países mas inequitativos del mundo.

Por ello la situación de ventas informales, DVDs, CDs, tintos, entre otros, no solo se presentan en la Universidad de Antioquia, sino que es un fenómeno generalizado en bastas zonas del área metropolitana del valle de Aburra siendo el resultado de las mismas condiciones de indignidad en que vive nuestra población, que tienen que recurrir a este modo de subsistencia informal.

Hechos:

1. Desde mediados de Junio – en inicio del periodo de vacaciones – la administración de la universidad decide iniciar unos sistemas de control[3], propios de políticas policivas tendientes a invertir principios sacros de las sociedades democráticas, tales como la presunción de inocencia y el debido proceso, tal como lo evidencia el comunicado del Consejo Académico de 17 de Septiembre de 2010: “las sociedades más elementales tienen reglas de convivencia que implican necesarias privaciones de ciertas libertades individuales en aras de intereses comunes.”[4]Este sistema dio inicio a su implementación el día lunes 13 de Septiembre de 2010, causando grandes traumatismo, tales como agresiones por parte de la vigilancia privada de la empresa MIRO e intimidaciones por parte de agentes de la fuerza pública, llevando el mismo día lunes a la retención y agresión física de un estudiante en las inmediaciones de la portería Barranquilla al intentar entrar a su Universidad sin tener el nuevo carnet, aproximadamente a las 2:00 p.m. Dichas quejas fueron presentadas al secretario general de la Universidad Luquegi Gil Neira, sin que durante los días siguientes se presentara una solución efectiva.

El corte netamente represivo y consecuente con doctrinas criminológicas propias de los estados autoritarios, tales como el control situacional y la tolerancia cero, con las que se persigue y se macartiza de antemano a los estudiantes y la comunidad en general, se contradice a todas luces con la constantemente aludida misión Universitaria, que en teoría es “abierta a todas las corrientes del pensamiento”[5] y debe garantizar el “libre ejercicio del juicio y de la crítica”[6].

2. Desde el día 13 de Septiembre de 2010, día en que empezó a regir la medida de re-carnetización en el alma mater, el campus universitario se encuentra militarizado, con fuerte presencia en todas las porterías de miembros de la policía Nacional, el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), y con presencia de miembros del Ejercito Nacional. Durante los días 13 y 14 de Septiembre se presentaron violaciones a la autonomía universitaria con el ingreso del ESMAD a las instalaciones universitarias, lanzando gases lacrimógenos y generando ambiente de terror en la universidad.

El día 15 de Septiembre de 2010, los estudiantes realizaban una concentración pacifica en el bloque administrativo de la universidad, exigiendo la presencia del rector para generar una discusión frente a la militarización del campus y el proceso de re-carnetización, concentración que en ningún momento retuvo arbitrariamente a miembro alguno de la administración, inclusive se les estuvo llamando por las pocas ventanas y puertas que quedaba abiertas para que salieran, puesto que ellos mismos por orden de la administración de la Universidad se encerraron en sus oficinas, cuando lo común en este tipo de movilizaciones es que las directivas ordenen la evacuación inmediata.

En ese momento en que los estudiantes se encontraban reunidos en asamblea General en los bajos del bloque administrativo, haciendo públicas las denuncias de los abusos y excesos de autoridad de los que habían sido victimas a lo largo de los tres días de implementación de la medida de re-carnetización, por parte de la fuerza pública y la vigilancia privada MIRO Seguridad con la concupiscencia del Secretario General Luquegi Gil Neira, el director de Instituto de Filosofía Eufrasio Guzmán y otros miembros del cuerpo Administrativo que participaban también como censores en cada una de las porterías de la Universidad, por orden directa del Gobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos y del Rector Alberto Uribe Correa que se guarneció en su oficina para luego decir que se encontraba secuestrado por los estudiantes, se presentó un ingreso violento e injustificado por parte de la fuerza pública a la Universidad , como consta en las declaraciones de la personería de Medellín[7], causando zozobra, pánico e indignación dentro de la comunidad universitaria, que debió salir huyendo de su hogar académico o a refugiarse en las aulas de clase, en terceros y cuartos pisos de los diferentes edificios de la ciudadela, tratando de escapar de la brutalidad policial. Incluso en la portería de la calle 67 (calle Barranquilla) se escucharon disparos provenientes de uniformados de la policía nacional.

De lo anterior se tuvo como consecuencia, 6 jóvenes estudiantes detenidos y mas de 30 heridos (dos de los cuales son miembros de la personería); 5 de ellos ingresaron a la Clínica León XIII estando uno de ellos en delicado estado; inclusive se alcanzaron a observar ante la mirada atónita de los desalojados que veían como su campus era allanado por un número indeterminado de miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), a personas de civil armada que contribuyeron a la persecución de los estudiantes por los lugares aledaños a la universidad.

A partir de lo anterior las directivas universitarias deciden prohibir la entrada de los estudiantes al Campus y demás sedes y se suspenden las actividades académicas, más no las administrativas.

3. Es de resaltar que los estudiantes, reunidos en Asamblea General evidencian que el problema no es el nuevo sistema de carnetización de la universidad, sino que primero es una media autoritaria e impuesta, segundo que es un sistema de control que restringe las libertades individuales de los estudiantes y del mismo acceso de la sociedad en general a espacios como la biblioteca central, donde los visitantes solo pueden ingresar de 8:00am a 2:00pm, generando una privatización del campus; y como tercer elemento, los estudiantes desde hace varios meses ya habíamos denunciado y condenado la venta de droga al interior de la universidad, incluso se desarrollaron propuestas de medidas pedagógicas como universitarios ante esta problemática, como consta en el blog de los estudiantes[8].

Los estudiantes estamos convencidos de que si bien existe un problema generado por el expendio de estupefacientes dentro de las instalaciones de la Universidad, puesto que este negocio está en cabeza de las reconocida bandas delincuenciales de la ciudad, la solución de fondo para este problema no llegará vía medidas represivas, que principalmente afectan los intereses de los estudiantes y de la comunidad, y que en términos reales no apuntan a judicializar a los denominados “jíbaros”, pues como se observó durante toda la semana en que se implementó el nuevo carné, estos seguían extrañamente con sus actividades cotidianas de microtráfico.

4. Posterior al cierre del campus y sedes, se han presentado declaraciones de los directivos universitarios, y gobernador de Antioquia, en diversos medios de comunicación, justificando la presencia de la fuerza pública en la universidad; como lo fueron: “Estas dos universidades tienen tiempos distintos. Para la primera afana el tiempo del estudio, del proyecto de construir una carrera profesional semestre por semestre hasta el grado, el tiempo de enfrentar la construcción de un futuro laboral para satisfacción y progreso personal, familiar y social. Para la otra universidad el tiempo es eterno porque la intemporalidad es rentable; y eternos son también los que la pretenden dirigir. La primera es la Universidad de Antioquia pública e identificada. La segunda es una universidad espuria, privada, anónima, sin identificación. Por ello no es casual que una simple medida de organización social, como es la expedición de un carné que tiene como propósito legítimo tratar de recuperar territorios usados para esos intereses privados para devolverlos a los intereses públicos, concite una reacción sospechosamente desmesurada que termina en los desafortunados insucesos del pasado miércoles.[9]”, y el de la gobernación: “Rechaza los hechos violentos causados la víspera por un grupo extremista que quiso agredir a las Directivas de la Universidad por las medidas de carnetización, ante lo cual se hizo necesaria la intervención de la Fuerza Pública que fue atacada con piedras y bombas papa que pusieron en peligro a la Comunidad Universitaria. El Gobernador de Antioquia, ha dado precisas instrucciones a las Autoridades de Policía de intervenir cada vez que se presenten alteraciones causadas por terroristas encapuchados, vendedores y traficantes de estupefacientes y venteros ambulantes que nada tienen que ver con la Universidad y que han querido convertir el Alma Máter en territorio sin Ley[10].

En el mismo sentido van las declaraciones en medios de comunicación como las del periódico El Tiempo: “El jueves pasado, el rector Uribe mencionó que por la universidad corre el rumor de que en aras de preservar las jugosas ganancias, las bandas han ofrecido 25 millones de pesos para quien pueda boicotear la nueva carnetización que está en marcha desde el lunes pasado.'”[11].

Los estudiantes denunciamos como las problemáticas que afronta la universidad pública colombiana, los problemas de la ciudad de Medellín y el departamento de Antioquia, están siendo desviados, y hoy desde los diferentes medios de comunicación, tanto las autoridades administrativas de la Universidad de Antioquia, como el gobernador de Antioquia, intentan desviar la atención culpando a los estudiantes que no se encuentran de acuerdo con el sistema de control T.I.P., a los venteros estudiantiles, como extremistas, y con nexos con los bandas criminales que controlan los negocios de droga al interior de la universidad, incluso manifestando de manera indirecta que las personas que se oponen a esta medida han recibido dinero de las bandas criminales para boicotear el proceso de re-carnetización, conllevando con estas afirmaciones a poner en grave riesgo la vida, la integridad personal y psicológica de todos los estudiantes al interior de la Universidad de Antioquia.

Por todo lo anterior responsabilizamos a las directivas de la Universidad de Antioquia, en cabeza del señor rector Alberto Uribe Correa, al vicerrector general Martiniano Jaimes, al secretario general Luquegi Gil Neira, a los decanos, directores de escuela e instituto, quienes conforman el Consejo Académico, y al gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, por las agresiones físicas y psicológicas que sufrieron y sufran los estudiantes de la Universidad de Antioquia, por las declaraciones que de manera irresponsable vienen realizando ante la opinión pública, con el objetivo de generar mayor estigmatización sobre el pensamiento critico al interior de los claustros universitarios y legitimar así sus medidas policivas dentro de las que se cuentan como más preocupantes, la presencia permanente de miembros de la macabra inteligencia militar y del ente nacional especializado en montajes judiciales mejor conocido como DAS dentro de la universidad, al igual que la instalación de cámaras en todo el Campus, en lo que constituye una persecución declarada al pensamiento diverso.

Convocamos a todas las organizaciones Sociales, Políticas, de Derechos Humanos, nacionales e internacionales a que se pronuncien frente al grave riesgo que vivimos los estudiante de la universidad de Antioquia, a que rechacemos la violación de la autonomía universitaria, realizada por el Escuadrón Móvil antidisturbios (ESMAD) el día 15 de Septiembre, que se solidaricen con la defensa de la universidad pública y abierta a la sociedad y no con el modelo empresarial de Universidad que los nuevos mercaderes de la educación nos quieren imponer.

Anexamos videos, donde se ilustra la brutal represión:

· http://www.youtube.com/watch?v=HbjN16ceOtA&NR=1

· http://noticias.telemedellin.tv/56_videos-medellin/845590_siguen-los-distrubios-por-la-tip-en-la-universidad-de-antioquia.html

· http://www.youtube.com/watch?v=VhKoAiEA65M&feature=player_embedded

Atentamente:

Proyecto Oficina Estudiantil Facultad de Ciencias Sociales y Humanas

Oficina de Asuntos Estudiantiles Facultad de Derecho y Ciencias Políticas

Oficina Estudiantil Facultad de Ciencias Económicas

Oficina de Asuntos Estudiantiles Facultad de Ingeniería

Mesa Amplia Estudiantil Ciudadela Robledo

Mesa Amplia de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales

Comité Patriótico Universitario (Universidad de Antioquia)

Colectivos de la Minga Social

Federación Universitaria Nacional – Comisiones MODEP

Organización Colombiana de Estudiantes

Proceso Nacional de Identidad Estudiantil

Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios

Acompaña:

Comité Universitario de Derechos Humanos Gustavo Marulanda



[1] http://www.elespectador.com/noticias/nacional/articulo127010-paramilitares-habrian-amenazado-30-estudiantes-de-u-de-antioquia

[2] http://www.convivamos.org/documentos/convivamos_informe_conflicto_urbano_medellin_ag_2010.pdf

[3] Resolución Rectoral 30326 del 15 de junio de 2010.

[4] http://www.udea.edu.co/portal/page/portal/BibliotecaPortal/DetalleNoticia?p_id=48654365&p_siteid=37

[5] http://www.mineducacion.gov.co/1621/article-93554.html

[6] Ibidem.

[7] http://www.personeriamedellin.gov.co/index.php/sala-de-prensa/boletines/item/352-medidas-de-choque-en-la-universidad-de-antioquia-injustificadas

[8] www.estudiantesudea.blogspot.com

[9] http://www.udea.edu.co/portal/page/portal/BibliotecaPortal/DetalleNoticia?p_id=48654365&p_siteid=37

[10] http://www.udea.edu.co/portal/page/portal/BibliotecaPortal/DetalleNoticia?p_id=48581973&p_siteid=37

[11] http://www.eltiempo.com/colombia/antioquia/bandas-habrian-pagado-para-causar-desordenes-en-la-u-de-antioquia_7920623-1


----------------------------------------------------

Hora cero para extender la universidad

Viernes, 24 de septiembre · 11:00 - 15:00

Lugar Afueras de la Universidad de Antioquia

Frente a la actividad simbólica y académica realizada este martes 21 de septiembre, la respuesta del gobernador y del rector ha sido mantener el cierre del campus de la universidad hasta el próximo martes, de manera unilateral y sin tener en cuenta nuestra manifestación contundente de querer el campus abierto y con garantías para estudiar. Por eso, se hace necesario continuar con las actividades artístico-académicas, y además hacerle frente a la tergiversación mediática, desarrollar estrategias efectivas de vinculación social frente a la crisis social de la universidad.

Por esta razón, convocamos nuevamente a una serie de actividades, que tendrán como epicentro las afueras de la universidad, por la avenida de ferrocarril, el día viernes, y en diversos puntos de la ciudad el día lunes. Dichas actividades buscan extender nuestros reclamos al gobernador y al rector al conjunto de la sociedad, para construir un movimiento social que presione la apertura inmediata de la universidad y las garantías del gobernador para no intervenir nuevamente en ella.

Recordamos nuevamente que las actividades a realizarse serán completamente pacíficas y simbólicas, basadas en la crítica reflexiva, la creatividad, la solidaridad, el estudio y el arte.

Viernes.

1. Cada participante conversará con sus allegados (padres, hermanos, amigos, vecinos, parceros) sobre la situación actual, lo que sucedió el miércoles pasado, y les pedirá que redacten un texto breve exigiéndole al rector y al gobernador que abran la universidad nuevamente. En lo posible usar formas creativas (colores, diseños novedosos etc.). Con estas frases empapelaremos toda la malla de la universidad por ferrocarril. Igualmente, cada participante se compromete a copiar las frases que le gusten y ponerlas en su muro personal de facebook. Esto, con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la situación que vivimos en la universidad, darle participación en nuestras actividades y extender la crítica al mayor número de personas. Sólo podemos lograr reabrir la universidad si lo hacemos entre todos y todas.

2. Invitar al conjunto de la sociedad (padres, amigos, vecinos, sindicatos, organizaciones sociales y de derechos humanos) a sumarse a las actividades del viernes.

3. Invitación a los artistas de la ciudad para realizar una jornada cultural en la zona de ferrocarril, de 12 meridiano a 3:00 pm. Igualmente habrá una comparsa. Cada uno puede invitar a la gente que conozca y quiera expresarse en este campo, sea músico, pintor, dibujante, poeta, cuentista etc.

4. Feria del trueque (se puede intercambiar cualquier cosa)

5. Concurso de carteles “da a conocer tu universidad antes de que se acabe”. Cada uno de los participantes puede llevar su cartel con frases y diseño creativos. El cartel ganador recibirá un libro de premio, y todos serán expuesto en las mallas de la universidad, y se dejará una foto colgada en el grupo de Factbook (hecha por nosotros).

6. Dos charlas sobre la situación actual de la universidad, estilo conversatorios, con profesores de la universidad.

Lunes.

1. Intervención artística en diversos sitios de la ciudad. Pueden ser flashmobs, performance o d cualquier otra índole. Igualmente se repartirá un comunicado dando a conocer las razones de nuestras actividades, distribuido en los diferentes sitios intervenidos. El objetivo es llegar al mayo número de personas e implicarlas desde el apoyo a nuestro reclamo de que se abra la universidad. En lo posible conformar grupos por facultades, escuelas e institutos para organizar dicha actividad. El comunicado lo propondremos durante la actividad del viernes, donde de común acuerdo se podrán hacer reformas, para que sea democrático. Igualmente, todos pueden enviar sus propuestas de comunicados. Para financiarlo, el organizador realizará un mochilazo recogiendo dinero para las fotocopias del mismo.

Para el viernes de la próxima semana, igualmente, se realizará un concurso de fotografía sobre la situación actual, cuya temática va desde lo sucedido el miércoles pasado hasta las actividades actuales. Favor enviar sus fotos al correo somosplanosur@gmail.com. Nosotros las imprimiremos y expondremos dicho día, y las colgaremos en el grupo de facebook. La foto ganadora recibirá un libro de premio.

Se les invita a todos a que nos hagan llegar sus propuestas para continuar con las actividades de crítica simbólica, artística y académica. Esto es n esfuerzo de todos y todas.

22 de septiembre de 2010

ASAMBLEA GENERAL 27 DE SEPTIEMBRE

ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES
UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

LUNES 27 DE SEPTIEMBRE DE 2010
10:00 AM

LUGAR: POR CONFIRMAR (POR LO PRONTO ADIDA)

TEMA:

CIERRE Y MILITARIZACIÓN DE LA UNIVERSIDAD

COMUNICADO PÚBLICO CLAUSTRO DERECHO

COMUNICADO PÚBLICO

CLAUSTRO DE PROFESORES

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS



Los profesores de Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia a quienes nos dieron el permiso de acceder a la ciudad Universitaria el día 20 de septiembre del presente, después de reunirnos con el Consejo de la Facultad, acordamos hacer el siguiente pronunciamiento público:



El hecho de que la Universidad de Antioquia se haya visto abocada a la decisión de suspender el ingreso de los estudiantes durante varios días es un síntoma evidente del especial momento que la acongoja y sobre ello, por lo menos, no parecería haber una cuota importante de disenso. Sin embargo, y allí estaría el punto inicial de tantos desacuerdos, sería demasiado irresponsable y sesgado creer que la crisis radica en la reacción de algunos grupos por el establecimiento de la Tarjeta de Identificación Personal, pues esa puede resultar una anécdota relativamente intrascendente y posiblemente trivial frente a la grave dimensión de los problemas de la Universidad. Quizá la querella por razón de la TIP vendría a ser el pretexto de tantos manipuladores al servicio de cierta indecencia política y cultural que se manifiesta en la absoluta incapacidad de consultar el fondo de los pr0blemas, esos sí muy serios y que podrían dar al traste con la misma subsistencia de la institución.



Ya el Consejo Académico en su comunicado del día 16 de septiembre ha puesto en evidencia algunos de ellos como la falta de financiación adecuada por parte del Estado, la privatización de muchas de sus actividades por ciertos grupos, pero el listado es indudablemente mayor.



Por lo tanto, creemos que hay muchas deficiencias en el diagnóstico y especialmente es preocupante la falta de un análisis específico de ciertos problemas, de tal manera que se facilite encarar con mayor claridad las soluciones.



Ha hecho carrera la afirmación de que la Universidad se ha vuelto “una olla”. Esto no es sólo denigrante para la mayoría de los universitarios que asistimos a la institución a desarrollar nuestras tareas con apego a las más estrictas normas legales, éticas e institucionales, sino que ofusca el entendimiento de los problemas y permite soluciones aparentemente fáciles pero inútiles.



No puede confundirse, por ejemplo, la protesta estudiantil, así a veces no compartamos sus propósitos como en el caso de la TIP, con actividades ilegales como la venta de narcóticos y tampoco parece útil, para encarar una solución a los problemas, hacer un continuum de la venta de narcóticos, las ventas ambulantes y el dibujo de graffittis en las paredes y monumentos de la Universidad. Pensamos que entre ellos hay diferencias tan grandes que no dudamos en calificar a algunos como verdaderos obstáculos para la marcha normal de la institución, otros son apenas molestias que a lo mejor debemos entender como parte de una comunidad tan numerosa y otros, como los graffitis y las protestas estudiantiles, profesorales o de los empleados, que son propios de cualquier institución que pretenda ser democrática.



También es preciso afinar el lenguaje con el tratamiento de la violencia. La Universidad no es un espacio para ningún tipo de violencia, y en ella no puede tener cabida, cualquiera sea la justificación que se le dé o la procedencia que tenga.



Pero tampoco podemos admitir algunas formas de violencia como necesarias y, al mismo tiempo, asimilar la mala educación, la descortesía y los malos modales, sin más, a formas de violencia.



Es indudable que la presencia permanente de los ESMAD en las porterías de la Universidad y su amenaza, cada día reactivada por las autoridades departamentales, de su uso “cuando sea necesario”, es una provocación perturbadora para la buena marcha de la institución. Los acontecimientos del pasado miércoles 15 de septiembre, nos relevan de entrar en detalles. Si la aparente justificación de la presencia de esta fuerza de choque en la Universidad es la existencia de ciertos individuos que realizan actividades delictivas como la venta de estupefacientes, su utilidad para tales propósitos es ninguna. Ese es un aparato de la fuerza del Estado, destinado a controlar actividades violentas y que opera como fuerza de choque. Por lo tanto, en la práctica no opera sino contra el movimiento estudiantil, obviamente cuando se malentiende, como lo hacen algunos en la Universidad y por fuera de ella, que su mera existencia, es ya violenta. Pero para un fenómeno como la venta de alucinógenos, es completamente inoperante. Seguramente la investigación rigurosa y el seguimiento legal, son mucho más eficaces, que una fuerza de choque asediando constantemente las instalaciones universitarias, dando la imagen a la sociedad de que aquí estamos unos delincuentes violentos que es necesario mantener a raya.



Entendemos que para algunos sectores mantener esta fuerza de choque permanente en la Universidad, puede ser rentable en términos políticos. Esta opción represiva expresa el empobrecimiento político de la vida universitaria. Su presencia en los predios de la Universidad, da el mensaje perverso de que los universitarios somos unos delincuentes violentos, como decíamos más arriba y, por otra, pretenden mostrar que las autoridades universitarias y los universitarios, somos incapaces de resolver los problemas universitarios, previamente reducidos a problemas de delincuencia y cuya única solución es el uso de la fuerza dispuesta desde afuera.



No pretendemos entrar en detalle de algunos problemas serios de la Universidad, como el modelo de educación que se ha acogido de la mano de las políticas oficiales, el déficit financiero y de democracia que existen, algunas posiciones políticas mesiánicas de lado y lado, pero si queremos señalar algunos puntos críticos que percibimos en esta difícil situación.



En primer lugar, a pesar de los aparentes apoyos que la administración departamental ha expresado a las directivas de la Universidad, sus actitudes parecen más bien encaminadas a desestabilizarla, al apostarle a una solución de fuerza que, reduciendo los problemas a la delincuencia, silencia otros problemas probablemente más graves y en todo caso ofrece una seudo respuesta contraproducente para la marcha normal de la institución.



En segundo lugar, creemos que la fragilidad de la Universidad, ante tantos problemas y tantos enemigos, requiere de respuestas distintas al uso de la violencia. Invitamos al movimiento estudiantil a que examine con serenidad esta gran fragilidad de la institución y evite por todos los medios responder a esta provocación, pues producirá un enfrentamiento que sólo agravará los problemas, eventualmente ocasionará lamentables tragedias y finalmente, sólo servirá estratégicamente a los enemigos de la Universidad.



Finalmente, creemos que a la comunidad universitaria no sólo se le debe convocar, a participar con sus opiniones y propuestas, en los momentos más difíciles, cuando la Universidad está asediada por todos los lados, sino que debe ser una política permanente que evite, precisamente tales asedios; convocatoria que no puede excluir, como se ha hecho, a un sector tan importante como el profesorado de cátedra.



Expresado en otros términos, este escrito convoca a que la Universidad recupere el lenguaje de la política y abandone el recurso de la represión y el punitivismo.



Por lo tanto, solicitamos a la administración de la Universidad abrirla y a sus estamentos a desarrollar las actividades normales, sin caer en las provocaciones que desde afuera y de algunos sectores desde adentro, se vienen ejecutando y que podrían dar al traste con las posibilidades del desarrollo de sus actividades misionales.



Medellín, septiembre 20 de 2010.

21 de septiembre de 2010

A CLASES EN LAS CALLES

VOLVEMOS A CLASE EN LAS CALLES

MIÉRCOLES 22 DE SEPTIEMBRE DE 2010

11:00AM

AFUERAS DE LA UNIVERSIDAD, AVENIDA FERROCARRIL.

TODOS DE CAMISA O CAMISETA NEGRA.

La Universidad permanecerá cerrada al menos hasta el próximo martes 28 de septiembre por decisión del Consejo Académico. Volveremos a las clases en la calle, Profesores y estudiantes impartirán cátedra de diversa índole. Haremos un MINUTO DE SILENCIO porque nuestra Universidad está de luto, fue violada por el Escuadrón de la Muerte; ese mismo que un 22 de septiembre de 2005 asesinó a Jhonny Silva en la Universidad del Valle. Queremos estudiar sin represión.

TE ESPERAMOS!!!


-----------------------------------------------------------------

U. de A. seguirá cerrada por lo menos hasta el próximo martes
EL COLOMBIANO

Ilegalidad en la U. de A. será combatida por las autoridades, dice el Gobernador Ramos
El rector del Alma Máter, Alberto Uribe Correa, valoró positivamente la manifestación realizada este martes por estudiantes y profesores en las afueras de la institución.

En una manifestación pacífica los estudiantes, quienes recibieron clases en las aceras, pidieron la apertura del centro educativo, que permanece sin actividades académicas desde el miércoles de la semana pasada por hechos violentos.

Muchos de los estudiantes se sentaron a dialogar con profesores y reflexionaron sobre lo que ocurre.

Luequegi Gil, secretario general de la U. de A., indicó que hay un interés de los diferentes estamentos universitarios y la sociedad por el retorno a la normalidad y compartió el último pronunciamiento del Consejo Académico que habla de "la necesidad de tomar en consideración las diferentes voces y alternativas que permitan llegar a una decisión en la cual nuestra Universidad permanezca abierta, funcionando, sin violencia y sin intimidación".

Este martes sesionaron los consejos Superior y Académico. El último recomendó mantener el cese mínimo hasta el próximo martes, cuando se reúna el Consejo Superior y reciba las recomendaciones para retornar en un ambiente que favorezca a todos los estamentos de la comunidad universitaria.

El panorama
Los sucesos violentos y el ingreso de personal del Escuadrón Móvil Anti Disturbios (Esmad) de la Policía, el 15 de septiembre pasado, ocurrieron luego de protestas de algunos sectores por la implementación de la Tarjeta de Identificación Personalizada (TIP), que pretende unificar en un sólo carné la identificación de la comunidad universitaria y se une a otras medidas para controlar el ingreso a la U. de A.

En una misiva enviada al Consejo Superior Universitario, varias organizaciones y oficinas de estudiantes de la U. de A. y del país rechazaron el ingreso de la Policía a la U. e invitaron "mediante voluntad unánime y manifiesta a la reapertura inmediata de las diferentes sedes de la universidad y el pleno restablecimiento de todas sus funciones, como condición previa que posibilite una solución colectivamente construida a los graves problemas que enfrenta nuestro claustro universitario".

El objetivo de los directivos de mejorar la situación de convivencia y seguridad en el recinto ha sido apoyada por extensos sectores de la sociedad y el lunes, cuando empezó a exigirse la TIP, la mayoría de los estudiantes acataron la medida sin mayores reparos.

http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/E/estudiantes_piden_abrir_la_u_de_a/estudiantes_piden_abrir_la_u_de_a.asp?CodSeccion=211

Universidad de Antioquia: sin luces en el horizonte

Al interior de la U.de.A ronda la incertidumbre, máxime tras los anuncios del Gobernador de Antioquia de permitir el ingreso de cuerpos de inteligencia al interior del campus.


Mientras se aclara el oscuro panorama que embarga a la Universidad de Antioquia, los estudiantes realizarán este martes 21 de septiembre una jornada simbólica de protesta en la que exigirán la apertura inmediata del claustro universitario, cerrado desde el pasado 15 de septiembre tras los graves incidentes que tuvieron lugar al interior del Alma Mater.

A diferencia de anteriores oportunidades, donde las marchas y las consignas reivindicatorias han marcado la pauta, la del martes será una movilización en la que el cuaderno, el libro, el lápiz y el borrador serán los principales protagonistas.

Desde las 11:00 del día, los estudiantes se congregarán a lo largo de la Avenida Ferrocarril y allí, en los andenes, se aprestarán a recibir clases por espacio de dos horas. De manera improvisada se organizaran por lo menos siete facultades y luego de la cátedra vendrá una jornada artística.

La actividad, que ha sido promovida por un grupo de universitarios a través de la red social Facebook, busca llamar la atención de las directivas universitarias, principalmente del Gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, para que se exploren salidas pacíficas y concertadas a la actual crisis que vive la U.de.A.

“El evento será completamente pacífico. No vamos a bloquear la circulación. Las clases serán dictadas por toda la zona de ferrocarril, habrá carteles indicando el bloque, el aula y la materia que se va a estudiar, será una jornada de estudio y protesta simbólica. Las aulas estarán repartidas en siete grupos. La intención es demostrarle al Gobernador que queremos estudiar, pero no la represión”, señala la convocatoria en Facebook.

Reapertura: en veremos

A esa misma hora, pero en el teatro Camilo Torres de la ciudadela universitaria, el Consejo Académico Universitario y las directivas del Alma Mater sostendrán una reunión en la que concertarán las disposiciones y la hora cero para la reapertura de las puertas del campus, por lo menos para sus más de 43 mil alumnos de pregrado y postgrado.

Aunque se especula que sólo hasta el viernes se reanudarán las actividades académicas, lo que sí es claro, según le ratificó a la Agencia de Prensa IPC el vicerrector general de la U.de.A, Martiniano Jaimes, es que el acceso al personal ajeno al centro universitario más importante de Antioquia, continuará con restricciones. “Mientras no se generen las condiciones para que la comunidad haga buen uso de los espacios de la universidad, continuará restringido el ingreso para quienes no pertenecen directamente a ella”, aseveró Jaimes.

Precisamente este último punto es el que aún divide a profesores, directivas, empleados y estudiantes. Por una parte está la posición de quienes defienden el carácter público de la Universidad, señalando que sus espacios son, como históricamente han sido, para el disfrute no sólo de la comunidad universitaria sino de la sociedad en general.

De hecho, en un comunicado fechado el 17 de septiembre, el movimiento estudiantil reivindica dicha postura afirmando que: “En un acto de filantropía, de amor, de hermandad, jóvenes universitarios comparten el poco o mucho conocimiento adquirido con estudiantes de secundaria que encuentran en estos escenarios la oportunidad para superar los mediocres niveles formativos propios de las instituciones públicas de educación media. Habitantes de la ciudad asisten a la biblioteca, a los cine clubes, a sus espacios de esparcimiento, a la librería, al museo o, simplemente a recorrer la Universidad como patrimonio arquitectónico de la ciudad”.

Para los docentes también es difícil aceptar el hecho que la U.de.A cerrará sus puertas a una sociedad que disfrutaba legal y sanamente de sus instalaciones. “Yo venía trabajando con un grupo de mujeres cabezas de familia y para el 28 de septiembre teníamos un taller en el Museo Universitario. Pero voy a tener que replantear la actividad por toda esta situación y eso me genera la pregunta sobre cuál va a ser el carácter de las actividades de extensión que va a desarrollar de ahora en adelante la Universidad”, sostuvo Sara Yaneth Fernández, vicepresidenta de la Asociación de Profesores de la U.de.A (Asoproduea).

Pero, de otro lado, está la tensión generada por la presencia de grupos criminales al interior de la ciudadela universitaria y ajenos a la academia, quienes mediante presiones violentas, se han apoderado de amplios espacios para desarrollar actividades ilícitas como el expendio de estupefacientes, el cobro de vacunas a vendedores ambulantes e incluso, la comisión de hurtos a las dependencias administrativas.

Prueba de ello han sido las agresiones a estudiantes y visitantes cometidas por parte de “jíbaros” en la unidad deportiva, conocida como el “aeropuerto”, sólo por el hecho de no ser consumidores. Testimonios recogidos por la Agencia de Prensa IPC dan cuenta de cómo el “aeropuerto” se había convertido en un territorio vedado para aquellos ajenos al consumo de estupefacientes, pagando caro, en no pocas ocasiones, su osadía de quebrantar las leyes y los límites impuestos por los traficantes.

“Yo hacía deporte en el ‘aeropuerto’ y dejé de ir por el ambiente tan pesado. Allá la droga se vendía al aire libre. Había ‘pintas’ que uno sabe que no son de la Universidad haciendo rondas, vigilando, incluso hasta menores de edad que lo reparaban si uno estaba mucho rato por ahí, sin consumir. La droga la entraban en carros y ahí sí no habían controles”, dijo una fuente consultada por la Agencia de Prensa IPC.

Autonomía en juego

Aún no se sabe con certeza cuándo se abrirán las puertas de la Universidad ni cómo se permitirá el ingreso de los visitantes al Alma Mater.

Todo parece indicar que el problema de seguridad es más complejo de lo que se piensa. Y es que, ¿Cómo enfrentar un problema en el que, al parecer, miembros de la Policía Nacional estarían involucrados con los expendedores de droga que delinquen al interior de la ciudadela universitaria?

Así se lo declaró un estudiante, que pidió reserva de su nombre, a la Agencia de Prensa IPC: “En lo que va corrido del año se han encontrado más de ocho muchachos con sobredosis de heroína. Por eso es que los baños de algunas facultades tienen vigilantes adentro, hasta los de mujeres. Yo personalmente ayudé a llevar a una muchacha con sobredosis a enfermería hace como cuatro meses. Luego, hablando con ella, me manifestó que unos policías, de los que se hacen en las porterías, le habían regalado la dosis”.

La misma versión fue ventilada en la reunión sostenida el pasado 17 de septiembre en el Teatro Camilo Torres entre el Consejo Académico y las directivas universitarias. Allí, durante el desarrollo del encuentro, un docente manifestó públicamente se revisara la actuación de algunos miembros de la Policía Nacional pues tenía serios indicios de cómo éstos “venían suministrando dosis de heroína a los estudiantes”.

Así las cosas, queda la pregunta si la implementación de la nueva Tarjeta Integrada Personal (TIP), que a la postre se convirtió en el “florero de Llorente”, logrará erradicar unos males enquistados en la historia de la U.de.A y que ya hicieron “metástasis”.

Todos los estamentos universitarios coinciden en afirmar que la discusión va mucho más allá, pues sobre la TIP existe el suficiente consenso y aprobación y así lo han hecho saber en sendos comunicados publicados el pasado viernes 17 de septiembre tanto Asoproudea como los integrantes del movimiento estudiantil.

Lo que está en juego, según advirtieron fuentes consultadas por la Agencia de Prensa IPC, es la capacidad de la comunidad universitaria para autorregularse, autogobernarse y así hacerle frente a fenómenos tan complejos como la criminalidad, situación que ni siquiera las autoridades municipales han podido frenar en los barrios de la ciudad.

Para el Vicerrector de la U.de.A, la orden impartida por el Gobernador de Antioquia autorizando el ingreso de la fuerza pública al claustro universitario, es una muestra fehaciente que la llamada autonomía universitaria entró en crisis. “Nosotros lo veníamos advirtiendo: si no nos autorregulamos, nos van a regular de afuera y eso fue lo que pasó”, añadió el Directivo.

Sin embargo, integrantes del movimiento estudiantil señalaron que, tras el pretexto de la seguridad, se quiere acallar toda iniciativa de deliberación crítica frente a políticas que atentan contra la universidad pública y así, profundizar el proceso de privatización que, dicen, viene aquejando a la U.de.A.

“Los estudiantes estamos en desacuerdo con el expendio de drogas al interior de la Universidad, pero no compartimos que se tomen medidas de fuerza como en los barrios de Medellín, donde se ha demostrado de lejos que no han servido. ¿Por qué no hacemos tomas pacíficas del ‘aeropuerto’, cómo se lo hemos propuesto al Rector? ¿Qué pasa con la Policía que no ha sido capaz de controlar el ingreso de drogas, puesto que todo eso viene de afuera?”, señalaron integrantes del Colectivo de Derechos Humanos “Gustavo Marulanda”, integrado por estudiantes de la U.de.A.

Por su parte, para la Vicepresidenta de Asoproudea, es necesario que toda la comunidad universitaria debata cuál es la universidad que necesita el departamento y cuáles van a ser las garantías para alcanzar dicho ideal:

“El asunto de la seguridad requiere otro análisis. No se puede ligar con el tema de la TIP pues la verdad es una minoría la que se opone a ella. Aquí lo que se está discutiendo son dos visiones de universidad: la que investiga, la que promueve ciencia y la otra: la de los vendedores ambulantes, la de las protestas. Tenemos que definir cuál es la universidad que se va a abrir y cómo se van a enfrentar problemas realmente serios, como la precarización laboral y las reformas que se vienen para las universidades públicas”, sentenció la docente.