31 de octubre de 2010

ACTA ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES 28 DE OCTUBRE 2010

Acta Asamblea General de Estudiantes 28 de Octubre 2010


La Asamblea General de Estudiantes, reunida en el Teatro Popular Comandante Camilo Torres, decidió:


  1. Respaldo incondicional a los estudiantes que son vendedores de productos LEGALES dentro de la universidad.
  2. Rechazo a todo proceso disciplinario que se abra a los estudiantes que por medio de sus ventas legales financian sus estudios.
  3. Apoyar e impulsar la Asociación de Estudiantes Vendedores de la Universidad de Antioquia, que este legalmente constituida; en la medida en que esta permitirá velar y salvaguardar los derechos que tenemos como miembros de la comunidad estudiantil y ciudadanos(as) colombianos(as).
  4. Brindar acompañamiento por parte de la Asamblea de Estudiantes a las posibles negociaciones con la administración, para aportar con argumentos y propuestas para que no hayan abusos por parte de la misma.
  5. Invitar al día de la solidaridad estudiantil el jueves 4 de noviembre de 2010, donde se convoque a toda la comunidad estudiantil a traer productos y servicios para la venta, el trueque, el intercambio, etc. Además se hará una olla comunitaria.
  6. Solidarizarnos con la compañera de derecho a quien le abrieron proceso disciplinario por motivo de la venta informal, de carácter legal.
  7. Unirnos a la Mesa de la Universidad de Antioquia, a la cual nos llaman los profesores desde la Asociación


Por ultimo la Asamblea General de Estudiantes de la Universidad de Antioquia se decide declara en DESOBEDIENCIA CIVIL frente a las medidas represivas tomadas por la administración en contra de todos los(as) compañeros(as) que ejercen la venta de productos legales en los interiores del Alma Mater. Y extiende un apoyo a todas las luchas de los sectores sociales que estén generando alternativas de País.

“…los Gobernantes no se dirigen al país, se lo Digieren…”

Jaime Garzón


26 de octubre de 2010

ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES
UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

JUEVES 28 DE OCTUBRE DE 2010

10:00AM

Temas:

1. INFORMES.

2. Rendición de cuentas sobre la comisión elegida para la reforma a la elección de decanos de Facultad y directores de Escuela o Instituto.

3. Situación actual de la Universidad (Derechos Humanos, mecanismos de control al ingreso, procesos disciplinarios)

4. Situación venteros informales.

TEATRO POPULAR CAMILO TORRES RESTREPO


----------------------------------------

ATENCIÓN.

HOY 26 DE OCTUBRE, LUEGO DE SER HABILITADA LA ENTRADA A ESTUDIANTES PASADO EL EXAMEN DE ADMISIÓN PARA ASPIRANTES 2011-1. EN PORTERÍAS COMO BARRANQUILLA Y FERROCARRIL SE INSTALARON SENSORES DE LA TARJETA TIP. SEGÚN TESTIGOS SE PONE LA TARJETA EN UN SENSOR DE 10 X 20 CMS Y HA GENERADO REPRESAMIENTO A LAS ENTRADAS DONDE HA SIDO IMPLANTADO.

JIBARIZACIÓN DE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA

Jibarización de la universidad pública en Bogotá, una vía para la militarización y criminalización

Frank Molano Camargo*

http://www.surysur.net/?q=node%2F11875


universidad col.jpg

En las universidades públicas (u.p.) y los colegios de Bogotá, el incremento del consumo de drogas no puede explicarse hoy sólo desde miradas clínicas, policiales o exclusivamente culturalistas. Se requiere, además, caracterizar el fenómeno y establecer sus relaciones con la cadena del narcotráfico, el crecimiento del poder mafioso-paramilitar urbano, y el imperativo gubernamental de criminalizar y securitizar la universidad pública.

Del consumo transgresor a la jibarización de la u.p.
En los años 60, al lado de la masificación universitaria se inicia la irrupción creciente del consumo de drogas entre la población estudiantil, práctica legitimada por las clases medias cultas y corrientes intelectuales, como posturas contraculturales, opuestas a las costumbres conservadoras, que encontraban “nuevas formas de expresión” en anfetaminas, LSD, marihuana, y como protesta contra los valores preestablecidos de la sociedad capitalista o simplemente como vehículo para desprenderse de cánones sociales inmersos en el conservadurismo. Desde entonces, entre los universitarios, el consumo de drogas se relaciona con los discursos de transgresión.

Pero con los años y el desarrollo de la cadena productiva del narcotráfico, el consumo universitario tendió a despolitizarse y mercantilizarse. En la despolitización del consumo operó su masificación, sobre todo el que en los 90 y lo corrido del siglo XXI aparecieron pequeños expendedores, los “jíbaros”, traficantes quizá relativamente independientes de la red jerárquica de esta economía ilícita y liderada por los carteles de la droga. Incluso, algunos jíbaros universitarios podían justificar el negocio y la ampliación del mercado a partir de combinar y reivindicar el consumo como contracultura y retos transgresores.

Claro que esta versión, difundida entre los grupos contraculturales, desconoce que, simultáneamente, una de las tácticas de contrainsurgencia y control social para desbaratar tejidos sociales rebeldes es la introducción de droga. Así fue en los 60 en los guetos urbanos de Estados Unidos con presencia de partidos de izquierda como Los Panteras Negras; también, en los 80 de Colombia, cuando numerosas experiencias de organización popular en ciudades como Bogotá, Cali y Medellín fueron erosionadas por la presencia de una compleja relación entre organismos de seguridad y redes de narcotráfico.

De todos modos, la jibarización de la universidad significó la despolitización de espacios sociales y asimismo la desarticulación de los sujetos ligados a ellos, al desplazar por diversas vías (promoción del individualismo a ultranza, control impositivo del espacio, amenazas a las expresiones universitarias que cuestionaran tales prácticas) los códigos de interpretación de la sociedad, las mentalidades y el sentido con que se apreciaba el rol de la Universidad y los universitarios. Junto a tales procesos de desarticulación social y despolitización, sucumben también las formas más extendidas de apreciación académica y preocupación política que la vida colectiva universitaria tendía a realizar sobre la sociedad. Ello ocurrió ante el silencio y muchas veces los acuerdos y componendas que sectores de poder universitario tuvieron con los jíbaros, vistos como aliados y piezas claves en la dinámica política de la vida universitaria.

Nuevas formas de control urbano paramilitar y desplazamiento de los “jíbaros tradicionales”
En los últimos siete años, junto al crecimiento del consumo ilícito en los campus y el incremento de amenazas gubernamentales, militares y paras de un mayor control y disciplinamiento de las universidades públicas, está el desplazamiento o la subordinación de los antiguos jíbaros semi independientes, por parte de las nuevas estructuras urbanas de las redes paramilitares.

La Secretaría de Gobierno (Respuesta a la Proposición 016 de 2008 presentada por el concejal Jaime Caycedo) sostiene que uno de los objetivos de los grupos paras es consolidar su poder mafioso a partir del control y la subordinación de la economía ilegal e informal de la ciudad, incluyendo el control del tráfico de drogas en barrios y universidades.

Es conocida la estrategia paramilitar de controlar todo el mercado de la droga, desde los capos de cartel y sus subordinados, traquetos, sicarios, soplones, infiltrados, hasta el lugar más bajo de la cadena: los jíbaros. Esta red incluye también a organismos de seguridad del Estado. Normalmente, los jíbaros tienen buenas relaciones con estas instancias estatales, de quienes reciben protección a cambio de información.

Ante los controles internacionales al comercio de la droga, los narcos paras se adaptan para sobrevivir, lo que implica una fuerte lucha por el control territorial y la promoción masiva del consumo de droga en mercados urbanos que fueron de pequeños jíbaros semi independientes. En esta cadena, los jíbaros, que no han podido acceder a la exportación de drogas, se contentaban con organizar la venta al detal en calles, colegios y universidades, pero ahora empiezan a ser subordinados de grupos paramilitares.

Llama la atención lo que en Bogotá ocurre con el mundillo de la droga, a lo cual no es ajena la universidad pública. En julio de 2008, la Policía dio a conocer el ‘hallazgo’, en la denominada zona del Bronx, de una escuela de sicarios dirigida por alias ‘Gancho’ o ‘Rigo’, perteneciente al grupo La Cordillera. Este traficante administraba una red de sicarios con la que ha logrado controlar las principales ‘ollas’ de la ciudad, las redes de jíbaros, la ampliación del mercado y la monopolización de otros renglones de la economía urbana paramilitar.

sicarios.jpg

El grupo La Cordillera fue la estructura sicarial y mafiosa creada por Carlos Mario Jiménez, ‘Macaco’, en Risaralda; tras sangrienta batalla con pequeñas bandas de jíbaros y traficantes, monopolizó el mercado en Pereira y Dos Quebradas, organizando el censo de ‘ollas’ y jíbaros y estableciendo escuelas de sicarios para vigilar el negocio. La Cordillera y La Escalera tienen relaciones con las Águilas Negras en el Viejo Caldas, y al parecer decidió, como parte de la nueva estrategia para, ampliar operaciones en ciudades como Bogotá.

Esto es tan así que, por ejemplo, en la Universidad Distrital los jíbaros tradicionales hicieron circular un extraño mensaje en 2008. En él denunciaban la llegada de nuevos grupos de expendedores al campus de la Sede Macarena y la pugna territorial, con riesgo para la comunidad universitaria. En la Distrital, docentes y estudiantes se muestran alarmados, pues la batalla entre pequeñas mafias puede tender a la confrontación armada, más cuando los jíbaros (nuevos y viejos) ingresan con armas al campus para defender sus intereses.

El modo como los nuevos jíbaros paras operan en espacios públicos culturales, su intencionalidad de despolitizar para afianzar el mercado de la droga, se ejemplifica con hechos como el acontecido en el Parque del Periodista en Medellín. Allí los jíbaros les declararon la guerra a los integrantes del periódico Universo Centro por sus iniciativas de llevar exposiciones de arte popular, pintura, fotografía, lecturas y libros al Parque. Paro los jíbaros, el interés era convertirlo en ‘olla’ para que los jóvenes paisas fueran simplemente a consumir.

Lo de Medellín no es más que la confrontación entre las estructuras de la ‘oficina’ de Envigado y las del cartel del Norte del Valle, al mando de ‘Don Pedro’ por controlar los cobros por seguridad y vigilancia, y sobre todo del rentable negocio de sustancias alucinógenas, entre las que se destacan la cocaína, cuyo consumo va en aumento y es mucho más rentable que la marihuana y el bazuco.

¿A quién le sirve la jibarización de las u.p. en Bogotá?
La nueva modalidad de jibarización paramilitar es una estrategia multipropósito:

1) Posibilita el monopolio del creciente mercado en los espacios universitarios, camino abierto por supuestos jíbaros al servicio de una supuesta transgresión cultural. Ahora, el escenario cambia y se torna favorable para los traficantes, en la medida del incremento de la oferta educativa pero al tiempo la precarización presupuestal para el sector y el desinterés institucional por densificar ofertas culturales alternativas y formativas, capaces de atraer las nuevas poblaciones.

2) Permite que los grupos paras ejerzan control territorial y vigilancia en la Universidad, considerada por estos grupos como ‘centro de comunismo’, instalando redes de soplones, y tejiendo lealtades a partir del miedo y el cobro de impuestos a los vendedores de cigarrillos, dulces y otras mercaderías.

3) Despolitiza la vida universitaria, y atemoriza o neutraliza el activismo crítico, limitado en su acción por el temor de que los jíbaros cumplan sus amenazas.

Incrementa la estigmatización de la universidad pública al legitimar los discursos de criminalización que el gobierno actual despliega para justificar su presencia militar en las universidades públicas de Bogotá.

En Bogotá y la u.p. en general, todo indica que el régimen quiere, a como dé lugar, controlar y disciplinar la u.p., a cuyo propósito sirve la jibarización por la consiguiente política de securitización. Ésta es la inscripción de temas en la agenda de seguridad como resultado de la incapacidad o la falta de voluntad política para abordarlos en los marcos políticos y jurídicos normales. Se trata de ampliar el concepto y la agenda de seguridad a facetas que deben ser abordadas en el ámbito político, económico, social y ambiental.

El informe de riesgo 048-06 de 2006, de la Defensoría Delegada para evaluar el riesgo de la población civil como secuela del conflicto armado, empieza a registrar las universidades públicas de Bogotá como zonas en riesgo por paramilitares, explicitando el campus de la Nacional, la sede Macarena donde funciona la Facultad de Ciencias y Educación de la Distrital, y la Universidad Pedagógica Nacional en La Porciúncula. Ello exige redefinir conceptos y prácticas de defensa de la u.p., y abrir la discusión sobre el consumo, visto no sólo desde enfoques clínicos o policivos sino además como parte de las estrategias de copamiento y control de la universidad.

*Publicado en la revista colombiana Desde Abajo

25 de octubre de 2010

UNIVERSIDAD PÚNICA

DESOBEDIENCIA ESTUDIANTIL

DESOBEDIENCIA ESTUDIANTIL

“El trabajo es la fuente de toda riqueza, afirman los especialistas en Economía política. Lo es, en efecto, a la par que la naturaleza, proveedora de los materiales que él convierte en riqueza. Pero el trabajo es muchísimo más que eso. Es la condición básica y fundamental de toda la vida humana. Y lo es en tal grado que, hasta cierto punto, debemos decir que el trabajo ha creado al propio hombre.”
F. Engels


Los ESTUDIANTES venteros ambulantes NO ILEGALES (porque ni religión, ni ley alguna dice que ser pobre y querer superarlo, sea pecado o delito), con el apoyo de las organizaciones estudiantiles que suscriben este manifiesto, nos declaramos en DESOBEDIENCIA ESTUDIANTIL, con base en los siguientes argumentos:

- Parafraseando a la Corte Constitucional, el derecho al trabajo cumple como objetivo la JUSTICIA SOCIAL, fin último de todo Estado democrático y social de derecho1, y en su protección y garantía material mas allá de la mera mención formal se juega la DIGNIDAD HUMANA.

- No obstante que, para que fuéramos signatarios del supuesto Pacto Universitario, las directivas de la Universidad ofrecieron proporcionar salidas alternativas a las ventas informales para aquellos que no tenemos otra forma de sostener nuestra estadía en la academia, hasta el momento lo único que se nos ha proporcionado es represión, persecución y amenaza de apertura de procesos disciplinarios, solo por intentar apaciguar las penurias del desempleo. Y previendo que su respuesta a este argumento sean las ya conocidas medidas de Bienestar Universitario, cabe recalcar que estas son restringidas y en el más de los casos insuficientes para saciar nuestras necesidades, que van mucho más allá de un almuerzo por día y unos cuantos pesos cada seis meses.

- Se ha argumentado que ocupamos espacios comunes, con lo cual se desconoce que también hacemos parte del común, que además somos estudiantes y que no solamente utilizamos el espacio para medio solventarnos, sino que también lo usamos para actividades académicas. Inclusive hemos sido groseramente señalados como auspiciadores de la delincuencia, incluyendo en un mismo paquete a los expendedores de droga y venteros informales sin que hasta el momento se haya presentado prueba alguna, desconociendo que no es lo mismo informal a ilegal, con lo que se ha violado cualquier presunción de inocencia y se nos ha estigmatizado poniendo en riesgo inclusive nuestras vidas.

- La Administración de la Universidad arguye que si vendemos dulces, cigarrillos, minutos, tinto y demás, estamos atentando contra su función “misional”, pero cuando esa misma administración vende la investigación a la empresa privada, muchas veces de carácter transnacional, que explota y malpaga a los investigadores, al parecer la función “misional” se está cumpliendo… ¿Será que esa tan aludida “misión” consiste indeclinablemente en imponer los intereses del capitalismo más salvaje en la Universidad?

- Aunque existe una prohibición sobre las ventas informales al interior de la Universidad, la Administración haciendo gala una vez más del trato desigual que maneja en sus relaciones (tal como sucede con las diferencias salariales entre profesores de planta y de cátedra y en los concursos docentes en los que persisten las preferencias, o más coloquialmente: “las roscas”), se les permite trabajar sin persecución a algunos estudiantes que expenden impresiones y minutos principalmente, sin que haya razón para dicha violación al derecho a la igualdad.

Por todo lo anterior, invitamos a todos aquellos que durante mucho tiempo se han servido de nuestro servicio, que conocen la transparencia de nuestro “rebusque” y que creen como nosotros que trabajar no es delito, a que se unan a la desobediencia civil en contra de la persecución, señalamiento y acoso que por parte de los directivos de la Universidad, se ejerce actualmente en contra de los ESTUDIANTES venteros ambulantes NO ILEGALES de la Universidad.

Para que nuestro llamado no se preste a malos entendidos, aclaramos que la desobediencia no implica adelantar acciones violentas o de confrontación, solamente es una actitud de resistencia ante la injusticia, que por nuestra parte se limitará a seguir con nuestro trabajo bajo la convicción de que es una forma legítima de supervivivencia ante la carencia evidente de posibilidades que presenta nuestra sociedad, y por la suya, si decide declarase con nosotros desobedientes, de apoyo a nuestra postura de resistencia.


“La autoridad del gobierno – porque yo gustosamente
obedeceré a aquellos que pueden actuar mejor que yo, y en
muchas cosas hasta a aquellos que ni saben ni pueden
actuar tan bien – es una autoridad impura: porque para ser
estrictamente justa tiene que ser aprobada por el
gobernado.”
H.D. Thoreau

Cordialmente:

ESTUDIANTES VENDEDORES INFORMALES DE LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

Apoyan:
Oficina Estudiantil Facultad de Ingeniería
Oficina Estudiantil Facultad de Ciencias Económicas
Oficina Estudiantil Facultad de Derecho y Ciencias Políticas
Proyecto de Oficina Estudiantil Facultad de Ciencias Sociales y Humanas
Asociación Colombiana de Estudiantes Universitario (ACEU)
Preuniversitario Popular Paulo Freire
Comité Universitario de Derechos Humanos Gustavo Marulanda
Comité Patriótico Universitario (UdeA)
Colectivo de Estudio y Trabajo
Colectivo Informativo Susurro (Universidad Industrial de Santander)
Corporación Silgará (Universidad Industrial de Santander)
Colectivo de Derechos Humanos “En Construcción”

23 de octubre de 2010

CONTINUAN ATROPELLOS CONTRA ESTUDIANTES UdeA

Continua persecución por parte de los entes administrativos contra los venteros informales, invitamos a toda la comunidad universitaria a manifestarse y rechazar este tipo de atropellos.


RESOLUCIÓN DE DECANATO No. 227

20 de octubre de 2010


Por la cual se inicia una actuación administrativa de oficio

El Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia, en uso de sus atribuciones estatutarias, en especial la contenida en el artículo 53 literal a. del Estatuto General (Acuerdo Superior No. 1 de 1994), y

CONSIDERANDO

1. Que por oficio del 20 de octubre de 2010. La Jefe del Departamento de Vigilancia de la Universidad, doctora MARÍA LEONOR HERRERA SERNA, informó a esta Decanatura, mediante queja formal, sobre la violación de las normas universitarias en la sede de la Oficina Estudiantil de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, ubicada en el segundo piso del bloque 14 de la Ciudad Universitaria.

2. Que la situación irregular consiste, tal como lo destaca la comunicación 2600-1237-10, en que esta sede estudiantil ha sido “usada para guardar mercancía y elementos como mesas y grecas usadas por venteros ambulantes”.

3. Que la norma universitaria presuntamente vulnerada es el Acuerdo Superior No. 206 del 3 de diciembre de 2001, “Por el cual se constituye en falta disciplinaria grave la venta informal y cualquier forma de auxilio a las ventas informales dentro de las instalaciones de la Universidad”. En el artículo 2°, esta norma dispone lo siguiente:

“Artículo 2. Se entenderá como colaboración o auxilio a las ventas informales:

a. La introducción, custodia, almacenamiento y protección de bienes con destino al comercio por parte de vendedores no autorizados, o destinados al desarrollo de tal actividad.

b. La actitud pasiva, por parte de las personas responsables, que permita la utilización de agua, energía eléctrica y teléfonos de la Universidad de Antioquia en dicha actividad.

c. Cualquier otra labor dirigida a patrocinar, proteger o encubrir las ventas informales”.


4. Que las conductas que se describen en la citada comunicación y que se atribuyen a quienes son usuarios, en este caso indeterminados, de la sede Estudiantil de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, son calificadas por la misma norma como graves, lo cual, no sólo puede tener eventuales consecuencias disciplinarias para las personas que hayan incurrido en las mismas, sino también, y ese es el objeto de la presente actuación administrativa, en relación con la destinación y uso del espacio universitario actualmente utilizado como sede estudiantil de esta Facultad.

5. Que la sede estudiantil de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, codificada con el número 14-202, fue cedida en el año 2004 para el uso de los estudiantes de dicha dependencia, con la finalidad de que se constituyera en un espacio académico, democrático, libertario, participativo, crítico y organizado, que fortaleciera el movimiento estudiantil y sirviera de puente de comunicación entre el estudiantado y la administración, para lo cual se determinaron comités que recibieron responsabilidades puntuales en relación con la utilización del mismo.

6. Que la anterior finalidad es incompatible con cualquier uso que se quiera, permita o f acilite dar a ese espacio universitario, que implique la transgresión de normas institucionales, como la que se ha puesto de presente en el apartado 3° de esta resolución.

7. Que, en consecuencia, debe indagarse sobre la existencia efectiva de los hechos que se han puesto de presente en la comunicación suscrita por la Jefe del Departamento de Vigilancia de la Universidad para, como resultado de ello, adoptar las decisiones que correspondan en relación con la destinación de la sede estudiantil de la Facultad, oficina 14- 202.

8. Que de conformidad con el artículo 28 del Código Contencioso Administrativo, aplicable a estos casos por remisión del artículo 61 del Estatuto General de la Universidad de Antioquia “Cuando de la actuación administrativa iniciada de oficio se desprenda que hay particulares que pueden resultar afectados en forma directa, a éstos se les comunicará la existencia de la actuación y el objeto de la misma.
En estas actuaciones se aplicará, en lo pertinente, lo dispuesto en los artículos 14, 34 y 35”.

RESUELVE


ARTÍCULO PRIMERO. Iniciar actuación administrativa oficiosa, con el objeto de establecer si la sede estudiantil de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas ha sido utilizada para guardar mercancía y elementos como mesas y grecas usadas para ventas ambulantes.

ARTÍCULO SEGUNDO. Con la finalidad de dar cumplimiento a lo dispuesto en los artículos 14 y 15 del Código Contencioso Administrativo, cítese a las personas interesados en la presente actuación o que puedan resultar afectadas por ella, para que puedan hacerse parte en la misma, dar las explicaciones que consideren pertinentes, aportar elementos que contribuyan a aclarar los hechos y, finalmente, para hacer valer sus derechos.

Por considerarlos como los más eficaces, la citación se hará con la fijación del texto de la presente resolución y de la queja que ha dado lugar a ella, en los siguientes medios: Página web de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas y en la cartelera de la Decanatura de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas. De igual modo, se dejará copia de la Resolución en la Secretaría de la Decanatura para el conocimiento de los interesados.

La fijación permanecerá por un término de cinco (5) días hábiles, al cabo de los cuales la actuación iniciada en virtud de la presente resolución, continuará su trámite de conformidad con los capítulos VIII y X del Código Contencioso Administrativo.

ARTÍCULO TERCERO. Sin perjuicio de las demás pruebas pertinentes que se alleguen oficiosamente o por solicitud de alguno de los interesados, ordénase la práctica de la siguiente prueba: Declaración juramentada de la Jefe de Vigilancia de la Universidad de Antioquia, doctora MARÍA LEONOR HERRERA SERNA, para que informe a este despacho sobre las circunstancias de tiempo, modo y lugar, con sus respectivos soportes, en que se sucedieron los hechos que presumiblemente vulneran las normas universitarias citadas en la presente resolución.

ARTÍCULO CUARTO. Remítase copia de la presente decisión al señor Rector, a los señores Vicerrectores General y Administrativo y a la Directora de Control Interno.


NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE

HERNÁN DARÍO VERGARA MESA
Decano
Facultad de Der echo y Ciencias Políticas


20 de octubre de 2010

U. DE A. ¿BORRÓN Y CUENTA NUEVA?

U. de A. ¿borrón y cuenta nueva?

AddThis Social Bookmark Button


Ferney Dario Jaramillo G.
ferney.dario@gmail.com

DeLaUrbe Digital


Ocho cámaras de vigilancia, la prohibición de las ventas ambulantes, la limpieza de los muros de la universidad, una nueva portería y dos televisores dañados son los cambios con los que se encontraron los estudiantes la semana pasada después de que la universidad fuera abierta nuevamente luego de 21 días de cierre ocasionados por las protestas que contra la Tarjeta de Identificación Personal (TIP) realizaron los estudiantes el día 15 de septiembre.

El reinicio de clases fue prácticamente normal desde principios de esta semana, sin embargo, hay algunas cosas nuevas en el inmobiliario de la Universidad. Ocho cámaras de última tecnología fueron ubicadas en lugares estratégicos del Alma Mater; una cámara en la entrada del Ferrocarril; cerca al Teatro al Aire Libre (TAL) fue ubicada la segunda; la tercera, en la entrada de Barranquilla; otra fuera de la Universidad cerca a los bloques nueve y catorce; la siguiente en el parqueadero que hay junto a la Facultad de Comunicaciones; una más en el sector oriental de la Cancha de fútbol del estadio; otra en el parqueadero cercano al bloque dieciséis y la ultima, en el techo de la Biblioteca Central, enfocada a la plazoleta Barrientos.
Un segundo cambio que se encontraron los estudiantes en la reapertura de la Universidad tiene que ver con las ventas ambulantes que antes se encontraban en todos los pasillos. Hoy solo hay unos pocos estudiantes vendiendo minutos y algunos productos de mecato. Las mesas donde antes vendían películas y programas piratas, hoy están siendo utilizadas para el estudio o para el compartir de los estudiantes.


Frente a la medida de restricción que prohíbe la venta de diferentes artículos como golosinas o artesanías, un sector de la comunidad estudiantil coincide en afirmar que no está de acuerdo, ya que con lo obtenido de esas ventas algunos estudiantes se sostenían económicamente. Ese es el caso de Rosario Chaverra, estudiante de tercer semestre de química farmacéutica, quien hace parte del programa “El Alma Mater te Comunica”. Ella vende minutos a celular actualmente y les prohibieron enfáticamente vender confites, cigarrillos y cualquier otro artículo, si lo hacen corren el riesgo de ser expulsados del programa.


Sobre las cámaras y la presencia del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) en las porterías, la estudiante afirma que no está de acuerdo, dice que es la peor de las medidas tomadas ya que siente vulnerada su libre expresión. Para ella, con las restricciones alrededor de la TIP es suficiente para controlar el ingreso de personas ajenas a la universidad.


Santiago Ospina es estudiante de primer semestre de Administración de Empresas y afirma que el cambio más notable es el de la disminución de las ventas al interior de la Universidad. Él coincide con la estudiante de Química Farmacéutica en que esta medida es inconveniente porque de esas ventas dependen muchos estudiantes. Ospina no ha visto las cámaras y dice que para él no representan ninguna amenaza ya que “el que nada debe nada teme”.


Por otro lado, la Administración de la Universidad determinó abrir una nueva portería peatonal donde antes estaba la auxiliar del Ferrocarril.
Otra de las novedades son los dos televisores del sistema de televisión de la Universidad que fueron dañados. Diego Sánchez, coordinador del sistema, afirma que no saben qué fue lo que ocurrió, fue un acto de vandalismo, pero no se sabe de quién, si del Esmad o de los estudiantes. “El dieciséis de septiembre nos dijeron que los televisores habían sido dañados”, dice Sánchez.


Finalmente, alguno muros de la Universidad en los que antes había pintadas consignas y grafitis también fueron sometidos a un proceso de limpieza en un gesto que señala que tras el prolongado cierre las directivas de la Universidad quisieron hacer borrón y cuenta nueva. De La Urbe Digital intentó comunicarse con la Vicerrectoría Administrativa para hablar de las diferentes intervenciones pero hasta el momento no ha sido posible concertar una cita.

FORO ¿QUÉ ES ESO DE LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA?

La Asociación de Profesionales de Cátedra-APROCATEDRA, está convocando:

FORO: QUÉ ES ESO DE LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA?
LUGAR: AUDITORIO 10-206
FECHA: JUEVES 21 DE OCTUBRE
HORA: 10-12 DE LA MAÑANA

PONENTES:

  • REPRESENTANTE DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL
  • REPRESENTANTE DE ASOPRUDEA
  • REPRESENTANTE DE APROCÁTEDRA
  • REPRESENTANTE DE FACULTAD DE DERECHO(POR CONFIRMAR)

Organiza e Invita:

ASOCIACIÓN DE PROFESIONALES DE CÁTEDRA-APROCATEDRA

" POR LA DEFENSA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA Y DIGNIFICACIÓN DE LA PROFESIÓN DOCENTE"

19 de octubre de 2010

ACTA ASAMBLEA GENERAL VIERNES 15 DE OCTUBRE

ACTA ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES

VIERNES 15 DE OCTUBRE DE 2010 - 10:00 AM





ORDEN DEL DÍA

1- Informe de las asambleas de facultad y otros gremios.

2- Denuncias a raíz de los hechos del 15 de septiembre.

3- Medidas excesivas de la administración (TIP, ingreso del ESMAD a la Universidad, cámaras, etc.)

4- Situación de venteros informales.

5- Votación de propuestas.





La Asamblea inicia con la lectura de las actas de las diferentes asambleas que se realizaron en facultades, escuelas e institutos. Se presentó un informe de las siguientes dependencias y agremiaciones:

  • Medicina
  • Derecho y Ciencias Políticas
  • Odontología
  • Ingeniería
  • Ciencias Económicas
  • Ciencias Sociales y Humanas
  • Artes
  • Instituto de Educación Física
  • Escuela de Bibliotecología
  • Escuela de Microbiología
  • Informe sobre la sesión del Concejo de Medellín
  • Comité Universitario de DDHH Gustavo Marulanda
  • COOESDUA
  • APENJUDEA
  • Mesa de trabajo conjunto
  • Grupo interdisciplinario de estudio
  • Vendedores informales UdeA
  • Asociación de profesores ASOPRUDEA


En el segundo punto del orden del día, se da paso a la lectura e intervenciones sobre las denuncias de lo ocurrido el día 15 de septiembre en la Universidad y los hechos que desde la fecha vienen ocurriendo en la Universidad. Las denuncias se envían al Comité Universitario de DDHH Gustavo Marulanda para que les de el debido trámite.
Las denuncias giraron en torno a los robos a las máquinas de dulces que se hicieron durante los días de cierre de la Universidad; las medidas restrictivas que se mantienen a las personas para el acceso y goce de los espacios universitarios tales como Museo, biblioteca y áreas deportivas, entre otros; las mesas y demás elementos que fueron dañados durante los hechos del 15 de septiembre y la "misteriosa" desaparición de las mesas en los pasillos; sobre la negativa a atender a las personas de la Universidad por parte de la IPS; el ingreso completamente restringido de la sede de Robledo para quienes no tengan la TIP, total restricción al acceso a visitantes en dicha sede, así como la situación en la que personal de la empresa MIRO exige la presentación de la TIP a la salida de esta sede; las requisas excesivas a ciertos estudiantes por parte del personal de seguridad MIRO, para lo cual NO tienen facultades; el absurdo hecho de que para reclamar los objetos allanados en los casilleros se tenga que firmar un compromiso, so pena de no ser devueltas las pertenencias que allí reposan; miembros de MIRO seguridad que golpearon y retuvieron a varios estudiantes para que miembros de la policía los golpearan; el ataque verbal y las acusaciones de que fueron víctimas ciertos estudiantes por parte de Eufrasio Guzman, director del Instituto de Filosofía; la situación de los perros y los gatos de la Universidad que serán expulsados de la Universidad a raíz de la implementación de los perros de vigilancia de la empresa MIRO; en este sentido, la smedidas excesivas de control por parte de la administración de la Universidad, tales como cámaras en los alrededores y al interior del campus, perros de seguridad, permanente presencia del ESMAD en cada una de las porterías, etc; el daño a que fueron sometidas las mesas cercanas a la cancha de fútbol; las deudas que tiene la Gobernación de Antioquia con la Universidad de 20.000 millones de pesos; entre muchas otras.

Luego de un receso de 20 minutos para el almuerzo, continúa sesionando la Asamblea, ahora en desarrollo del tercer punto del orden del día, que es sobre las excesivas medidas de seguridad tomadas por parte de la administración de la Universidad en detrimento de las libertades y derechos individuales y colectivos.
Aquí se aborda la discusión, aduciendo que estas medidas son evidentes provocaciones de la administración a los estudiantes, por eso, se hace énfasis en no caer en el juego de ellos y buscar soluciones a través del diálogo y la academia. Se discute también sobre la actitud del personal de seguridad de la empresa MIRO, que desde el lunes 13 de septiembre hasta la fecha ha venido haciendo constantes provocaciones a los miembros de la comunidad académica, tanto profesores, estudiantes, pensionados, como a miembros de seguridad de planta. Las requisas excesivas y la intimidación que en las porterías se viene haciendo a los estudiantes para provocarlos. La intención de la administración de la Universidad en conformar una mesa, en la cual no se está teniendo en cuenta a los estudiantes. El desmonte paulatino de el sentido público de la Universidad, los proyectos de los alrededores del campus (Ruta N, ensambladora HP, metroplús, etc.) y su impacto en la comunidad universitaria, así como su incidencia en las medidas excesivas de control que se vienen implementando. Las cámaras que se instalaron en la Universidad, de las cuales la administración no argumenta nada. El rechazo a la encuesta formulada por la Universidad, la cual es un "atropello a la inteligencia", con preguntas obvias, agrupando a jíbaros con vendedores informales, y las cuales inducían a una respuesta positiva en todos los casos. El rechazo a las medidas para el ingreso a la Universidad, tales como torniquetes, sensores, etc. La invitación a pensar las actividades que se van a realizar en el marco de eventos académicos y culturales. La necesidad de crear una agenda cultural con las actividades que se van a desarrollar en la Universidad por parte del sector estudiantil, y donde se informe a la comunidad universitaria de la situación por al que atraviesa la Universidad y el por qué se nos está ocultando. Muchos otros temas se tocan en este punto, de los cuales surgen las propuestas que se votan al final de la Asamblea.


El punto de la situación de los vendedores informales, se pospone para una próxima asamblea, debido a su importancia y contenido.


La Asamblea General de Estudiantes, luego de haber sesionado durante todo el día, decide aprobar las siguientes propuestas:

  • Convocar a asambleas por facultades para buscar soluciones y pronunciamientos sobre la situación actual de la Universidad.
  • Realizar un debate público, televisado por la red interna de la Universidad, en el Teatro Popular Comandante Camilo Torres Restrepo, con delegados de la administración central y delegados de la Asamblea General de Estudiantes, con un espacio de preguntas a los panelistas. Tema: AUTONOMÍA UNIVERSITARIA.
  • Pegar en cada una de las porterías de la Universidad, el artículo 248 de la ley 906 de 2004 - código de procedimiento penal, donde se establece quiénes son los únicos capacitados para realizar requisas, con el fin de que todas las personas que ingresan a la Universidad, se enteren de la ilegalidad de las requisas que se hacen en las porterías de la UdeA.
  • Exigir el retiro inmediato de las cámaras de seguridad que se implantaron en la Universidad (tanto al interior como en sus alrededores y porterías); así como exigir el retiro inmediato de el escuadrón móvil anti disturbios ESMAD de las porterías y los alrededores de la Universidad.
  • Exigir por medio de un comunicado que el Consejo Superior Universitario publique las actas de TODAS las sesiones que dicho estamento tenga.
  • Exigir la grabación de las sesiones del Consejo Superior Universitario y que se proyecten en el circuito cerrado de televisión de la Universidad.
  • Exigir al rector Alberto Uribe Correa, que a través de un comunicado público condene la agresión del ESMAD contra la comunidad universitaria y se retracte de las declaraciones donde manifiesta que "la Universidad de Antioquia es una olla".
  • Pronunciarse a través de un comunicado rechazando los hechos del 15 de septiembre, la estigmatización estudiantil, las restricciones horarias para el ingreso de los miembros de la sociedad que no son estudiantes de la UdeA a sus instalaciones, la militarización de la Universidad y a la venta de drogas dentro del campus universitario.
  • Enviar un derecho de petición a la administración de la Universidad donde se busque respuesta sobre la situación financiera actual y presupuestaria de la UdeA.
  • Convocar a una asamblea Multiestamentaria con el rector y los empleados del bloque administrativo, donde se justifique en qué momentos se sintieron amenazados por las actividades realizadas en el bloque administrativo por parte de los estudiantes, el día 15 de septiembre.
  • Convocar una próxima Asamblea, donde se pida el informe de los delegados de la democracia que fueron electos anteriormente.
  • Declararnos como Asamblea General de Estudiantes, en desobediencia civil ante las medidas represivas y arbitrarias que venimos sufriendo, en especial ante la requisa de los bolsos a la hora de ingresar a la Universidad. Esto consiste básicamente en negarse a abrir los bolsos en las entradas.
  • Apoyar la actividad a realizar por parte de APENJUDEA, denominada LA REVOLUCIÓN DE LOS LÁPICES, asistiendo como Asamblea General de Estudiantes a dicha jornada de reflexión.
  • Crear una mesa de trabajo permanente, en conjunto con la Personería de Medellín y el comité de DDHH Gustavo Marulanda, que busca recoger las denuncias de abuso por aprte de la fuerza pública y la empresa de seguridad MIRO, con el fin de generar las respectivas sanciones.
  • Exigir que mientras se llevan a cabo las diferentes actividades programadas por la Asamblea General de Estudiantes, se brinden las garantías académicas necesarias para asistir a dichos eventos académicos y culturales. Se hará réplica en cada facultad, escuela e instituto para materializar dicha propuesta.
  • Crear una Agenda Cultural donde se programen las diferentes actividades que se van a desarrollar
- Realizar una campaña representativa en contra del ESMAD y sus actuaciones, realizando la estampación de camisetas (traídas por cada persona), con un logo alusivo ANTIESMAD, y que se empiecen a portar durante estos días.
- Campaña por el desmonte del ESMAD.
- Pintar un río de sangre donde permanecen los miembros del ESMAD y la policía en las afueras de la Universidad, luego se ponen compañaeros que harían de "muertos" en el río. Requiere acompañamiento de otros compañeros y la toma con cámaras, para registrar los hechos y garantizar la seguridad de los artistas. FECHA: viernes 29 de octubre desde las 12 m.
- Sacar personajes de CLOWN, que generen conciencia a los compañeros sobre la problemática de represión de la que es víctima la Universidad de Antioquia. Para ellos inoportunarían y hostigarían a los compañeros haciéndoles preguntas sobre lo que hagan. Paralelamente invitarían a ver la acción del "río de sangre" que se desarrollaría simultáneamente. Los CLOWNS también evidenciarían los lugares donde están las cámaras.
- Gran concierto de cierre de las actividades en contra de la estigmatización de los estudiantes en las Universidades públicas del país.
- Las actividades culturales deben ser respaldadas con material escrito para repartir adentro y afuera de la Universidad.
Para nutrir de propuestas la agenda cultural, se pueden enviar al siguiente correo: agendaudea@gmail.com


NOTA: TODAS LAS PROPUESTAS TIENEN QUIÉN LAS REALICE, SIN EMBRAGO SE INVITA A LAS PERSONAS INTERESADAS EN PARTICIPAR DE ALGUNA DE LAS PROPUESTAS, ESCRIBIR AL CORREO DE LA ASAMBLEA PARA BRINDAR MAYOR INFORMACIÓN.



PRÓXIMA ASAMBLEA:
JUEVES 28 DE OCTUBRE A LAS 10:00 AM EN EL TEATRO POPULAR COMANDANTE CAMILO TORRES RESTREPO

15 de octubre de 2010

DENUNCIA ESTUDIANTE DERECHO

Miércoles, 13 de octubre de 2010

Doctor

LUQUEGUI GIL

Secretario General

Universidad de Antioquia

La Ciudad

Copia: Rubén Alberto Agudelo García, Vicerector Administrativo

Marco Antonio Vélez, Presidente Asociación Profesores de la Universidad de Antioquia, Hernán Darío Vegara, Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas

Personería de Medellín

Asamblea de Estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas

Claustro de Profesores de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas

Asunto: Queja en contra de los vigilantes de Miro Seguridad y contra el señor Juan Carlos Pulgarín Gaviria

El día miércoles 13 de Octubre del año en curso, a las 2:30 pm, me disponía a entrar a mi Universidad por la portería de Ferrocarril. Los vigilantes pidieron que presentara mi TIP y que, al mismo tiempo, abriera mi bolso para realizar la ya conocida requisa. Me negué explicando que ellos no tienen facultades legales para requisarme. Continué ingresando y tres vigilantes de Miro Seguridad se pararon frente a mí, me rodearon, comenzaron a darme fuertes empujones y codazos en el cuerpo, los tres hombres a la vez. La persona que me acompañaba, Alexandra Catalina Vásquez Guzmán, egresada de Periodismo y profesora de cátedra, los separó de mi cuerpo con un morral y les exigió que no me golpearan ni tocaran. Ellos se alejaron y comenzaron a gritarnos; exigíamos respeto y precisábamos que no había habido acto irregular o violento de nuestra parte.

Lo primero que hice, ya estando adentro, fue comenzar a reclamarles el hecho de haberme golpeado de aquella manera. Ellos, justificaron su actitud en el hecho de mi negativa a abrir mi bolso, con increpaciones como: - “¿qué es lo que lleva en su bolso que no se deja requisar?”, además de afirmar que mi actitud había sido grosera. Mi respuesta frente a ello fue comenzar a aclarar las razones que me habían llevado a negar que un vigilante, cualquiera que fuera, abriera y requisara mis pertenencias. Estas razones se fundamentan en que la única autoridad competente y facultada legalmente en Colombia para realizar este tipo de requisas o registros personales, sería la policía judicial con orden de autoridad competente, y la policía únicamente, en casos de flagrancia, teniendo en este caso la obligación de comunicar tales registros a la policía judicial.

Cuando me encontraba en esta tarea, se acercó a aquel lugar el señor Juan Carlos Pulgarín Gaviria, vigilante vinculado a la Universidad de Antioquia quien, alterado y gritando me invitó a hacer la misma protesta en las afueras de la Universidad. Prosiguió reclamándome el hecho de haber impedido que me violaran mis derechos, de haberme negado a abrir mi bolso. Ante esto, lo que hice fue sacar, nuevamente la TIP de mi cartera con el fin de, una vez más, mostrársela a él; igualmente, expliqué ante él mis razones. Pero, en ese momento el señor Pulgarín Gaviria, arrebató de mi mano la TIP por la fuerza y con el uso de la violencia.

Luego de haber reclamado, infructuosamente, mi Tarjeta de Identificación, de reclamarla argumentando el hecho de que no era función de ese empleado el retener los documentos, de argumentar el hecho de que, excepcionalmente, puede la policía llegar a esos términos, y el hecho de que él, en ese momento, no estaba desempeñándose ni como policía, ni mucho menos tenía facultades de policía, la respuesta de este señor fue decir que la TIP pertenecía a la Universidad, y que en este sentido él, como empleado de la Universidad, podía también disponer de ella, en el momento que le diera la gana.

Cuando estábamos en esto, llegó a aquél lugar un compañero de la facultad que, casualmente, entraba por esta portería. No dio pausa a sus preguntas: - “Juli, ¿qué pasó?”. Lo único que pude decir, y en vos alta, fue: - “estos manes me quitaron la TIP”. Él, indignado, comenzó a preguntar al supervisor de Miro -que hasta ahora no me explico cómo llegó, y que cuando lo hizo, llegó sin identificarse-, - “¿por qué razón le quitás la TIP?”. La respuesta, excesivamente alterada y grosera, del supervisor, tampoco se dejó esperar. De manera intimidante, gritando y exaltado, respondió a mi compañero que - “¿cómo vos sabés que yo la retuve?”. Mi reclamo frente al Supervisor fue que no maltratara así a mi compañero, que él simplemente estaba preguntando; todo sin ningún fruto, pues la respuesta que recibí fue similar a la que ya había recibido anteriormente.

El vigilante de Miro Seguridad se refirió a nosotros bruscamente, gritaba a mis compañeros y a mí diciendo que él y su equipo de vigilancia tenían derecho de hacer eso, de maltratarnos, de agredirme físicamente, y que estaban autorizados por la Universidad para eso. Al mismo tiempo, los tres vigilantes que me golpearon nos gritaban desde la portería. Exigí que me devolvieran mi TIP, y la respuesta del vigilante fue que acudiera a la oficina de vigilancia de la Universidad. Antes de dirigirme a estas oficinas, pedí la identificación a los vigilantes que me habían maltratado y sólo uno de ellos me dio su apellido. Éste fue el vigilante Molina.

Luego de esto, decidí acercarme al bloque 28, al lugar en donde están ubicadas las oficinas de los supervisores de vigilancia de mi Universidad de Antioquia, en donde me atendieron dos personas, Oscar y Víctor, que al parecer, cumplían esa función de recibir las quejas. Uno de ellos, de nombre Oscar, recibió atento mi queja. Con él, pude hablar de mejor manera. A él solicité un informe sobre mi TIP, y fue él quien pidió a los vigilantes que la tenían en posesión, su devolución inmediata. En estas oficinas he dejado una solicitud de la devolución de mi TIP -pues era un requisito que solicitó ese funcionario-, después de aquél raponazo.

Solicito a la Administración de la Universidad que se realice una investigación sobre los hechos ocurridos en este día, sobre todo en lo que tiene que ver con el tratamiento que el personal de Miro seguridad está brindando a los estudiantes de esta mi Universidad de Antioquia.

Atentamente,

Julian Eduardo Henao Tapasco

CC. 98697980

Estudiante de Derecho

Correo electrónico:@ julihentap@hotmail.com

14 de octubre de 2010

FORO AUTONOMÍA UNIVERSITARIA

La Asociación de Profesionales de Cátedra-APROCATEDRA, está convocando:

FORO: QUÉ ES ESO DE LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA?
LUGAR: AUDITORIO 10-206
FECHA: JUEVES 21 DE OCTUBRE
HORA: 10-12 DE LA MAÑANA

PONENTES:

  • REPRESENTANTE DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL
  • REPRESENTANTE DE SOPROUDEA
  • REPRESENTANTE DE APROCÁTEDRA
  • REPRESENTANTE DE FACULTAD DE DERECHO(POR CONFIRMAR)

Organiza e Invita:

ASOCIACIÓN DE PROFESIONALES DE CÁTEDRA-APROCATEDRA

" POR LA DEFENSA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA Y DIGNIFICACIÓN DE LA PROFESIÓN DOCENTE"

DENUNCIA ESTUDIANTE PSICOLOGÍA

buenos dias compañer@s

Soy estudiante de Psicologia, ayer martes 12 de Octubre me diriji a cada una de las entradas de UDEA y con la palabra "DESERTOR" me fue negado el acceso al alma mater, yo estoy matriculado, he pagado puntualmente al banco el dinerito del semestre, he cumplido con mis labores academicas, y mi único pecado es no tener TIP, bueno, y manifestar mi desacuerdo en la consulta estudiantil realizada en el portal de la univesidad, respecto a la CRIMINALIZACIÓN de los estudiantes, los pobres y las ventas de minutos y confites.

l@s vigilantes de la porteria en su paranoide-agresiva, y muy entendible actitud me alegan que ellos sólo reciben ordenes y que tienen que alimentar la familia, ademas que yo soy quien debe solucionar el problema. Muy frustrado, me dirijo telefonicamente a la vicedecanatura para que por favor den un click y confirmen al sistema de vigilancia y seguridad que yo soy estudiante, la respuesta que me dan es que en mi situacion hay muchos estudiantes, y se lamentan por la dificultad de solucionarnos el problema a tantos.

Me parecen irracionales e irrespetuosas las explicaciones que cada "autoridad" me da, creo que es claro que otra técnica para obligar a los estudiantes a aceptar el nuevo sistema integrado de vigilancia tecnologica, es declararnos como desertores y desinformar las diferentes instancias subordinadas como secretarias y vigilantes para que no puedan solucionar el reclamo del "usuario".

Un abrazo y espero el dia viernes acompañarlos en la asamblea completamente convencido de necesitar el uso de mi fuerza para ingresar al claustro y/o la solidaridad de los estudiantes UdeA

13 de octubre de 2010

ESTUDIANTE DETENIDO

Hoy 13 de octubre detuvieron un estudiante de Ciencia Política en la entrada peatonal a eso de las 3:00PM sólo por no portar documentos, al parecer fue golpeado por policías y llevado detenido en patrulla rumbo desconocido. La Unidad Permanente de Derechos Humanos está al tanto de la situación.

Fue dejado en libertad luego de las 8:00pm y entregado a un Abogado de la Unidad permanente de DD.HH. Sí fue brutalmente golpeado y necesita cirugía de reconstrucción en una parte de su cara.

12 de octubre de 2010

ASAMBLEA GENERAL VIERNES 15 DE OCTUBRE

ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA DE ESTUDIANTES
UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

VIERNES 15 DE OCTUBRE DE 2010

10:00AM

Temas:

1. INFORMES POR FACULTAD

2. Evaluación de loa hechos del 15 de septiembre de 2010.

3. Situación frente a la constante presencia del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) en porterías, presencia policial, Vulneración a la intimidad (Sólo un juez puede autorizar requisar un bolso)

4. Situación venteros informales.

TEATRO POPULAR CAMILO TORRES RESTREPO

ARTÍCULO PRENSA IPC

Llegó la hora cero para la Universidad de Antioquia

Medellín, Oct 07 (IPC). - Tras 21 días de cierre, la Universidad de Antioquia reabre sus puertas este lunes 11 de octubre y desde ya, los diferentes estamentos universitarios se preguntan cómo restablecer, de manera viable y sostenida en el tiempo, las múltiples actividades de docencia, investigación y extensión que desarrolla el Alma Mater de los antioqueños en un marco democrático, respetuoso y ajeno a la violencia y el vandalismo.

La parálisis en la que estuvo sumida la segunda universidad pública más grande del país dejó en evidencia que los canales de comunicación entre el Consejo Superior Universitario y los demás estamentos no son los más cordiales y efectivos. Sin embargo, ésto no ha sido impedimento para que directivos, docentes, estudiantes, trabajadores y egresados planteen alternativas para superar problemáticas tan complejas como las ventas ambulantes y el expendio de sustancias alucinógenas al interior del campus.

Una de dichas propuestas la lanzó la Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia (Asoproudea) el pasado viernes 8 de octubre durante la sesión programada por el Concejo de Medellín para hablar, precisamente, de la situación del Alma Mater. Allí, Marco Antonio Vélez, presidente de Asoproudea instó tanto a los corporados como a todos los sectores sociales a no continuar estigmatizando la Universidad pues, sostuvo, las situaciones a su interior son también problemas no resueltos de ciudad.

“El microtráfico, lo mismo que las ventas ambulantes y la informalidad, son problemas que aquejan a toda la ciudad. La universidad no es una burbuja y, claro, muchos de estos problemas se trasladan al interior del campus. Por eso, se deben afrontar con políticas públicas de ciudad y no dejarnos a los universitarios para que los resolvamos porque no es nuestra función, pero tampoco se puede pretender que con las acciones de fuerza se solucionarán estos problemas”, señaló Vélez.

En ese sentido, Vélez propuso que para garantizar una apertura sostenible, es necesario reconstruir los espacios de concertación entre los diferentes estamentos universitarios y la creación de nuevas figuras que sirvan como garantes de los derechos de toda la comunidad del Alma Mater.

“Nosotros, los profesores, proponemos que se firme un pacto de convivencia entre todos los estamentos para restablecer el diálogo, que desafortunadamente está bastante deteriorado. Asimismo, creemos que se debe impulsar la creación de una mesa de concertación integrada por los representantes de la comunidad universitaria y además, crear la figura del defensor de derechos universitarios”, acotó Vélez.

Uno de los retos más álgidos que tendrán que afrontar las directivas universitarias es el de las ventas ambulantes, pues como indicó el vocero de los docentes: “la deserción en la Universidad está llegando al orden del 50%. La principal causa sigue siendo lo económico. Por ello, se requiere plantear políticas más integrales de bienestar universitario, para evitar que los estudiantes terminen dedicados a las ventas ambulantes”.

Igualmente, el presidente de Asoproudea manifestó que, en aras de garantizar el reinicio de todas las labores académicas, laborales, investigativas y de extensión bajo un clima distendido y armonioso, se requiere retirar cuanto antes a los miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), que por orden del Gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, permanecen apostados en las diferentes entradas de la Universidad.

Dicha petición fue secundada por el vocero de los estudiantes, Alejandro Sierra, integrante del Colectivo de Derechos Humanos Gustavo Marulanda de la U.de.A, quien recordó que los hechos sucedidos el 15 de septiembre y que derivaron en el cierre del claustro universitario, se debieron a la exacerbada reacción de los miembros del Esmad.

“Nos preocupa la forma como se está dando esta reapertura, pues no vemos condiciones para los estudiantes. Se nos sigue criminalizando y ahora sentimos, con mayor razón, que cualquier concentración, movilización o protesta estudiantil vaya a ser tomada como una expresión de violencia y se genere un nuevo ingreso de la Fuerza Pública, con las consecuencias que eso trae”, manifestó Sierra.

El personero de Medellín, Jairo Herrán Vargas, se mostró partidario de que se retiren los piquetes del Esmad por considerarlos no sólo como un acto provocador, sino también como una fuerza innecesaria. “El Esmad es una fuerza de choque y esa es su función. Ahora, si la preocupación de la comunidad universitaria es por la inseguridad generada por el tráfico de estupefacientes, tener al Esmad en las porterías es algo ineficaz, porque ellos no están para combatir esta clase de actividades ilícitas”, expresó Herrán Vargas.

De cara al futuro

Para el rector de la U.de.A, Alberto Uribe Correa, Correa el amplio respaldo dado por más de 33 mil personas que respondieron afirmativamente la encuesta virtual, sumado a las voces de apoyo de distintos sectores sociales, constituyen el punto de partida para comenzar a recuperar la convivencia y los propósitos misionales de la Universidad.

Y si bien reconoció que aún falta avanzar en medidas de fondo que permitan erradicar problemas tan antiguos como la misma ciudadela universitaria, se ratificó en que, por ahora, se mantiene la prohibición de las ventas ambulantes y que sólo se permitirá el ingreso al interior del campus sólo con la Tarjeta de Identificación Personal (TIP).

“El proceso de implementación de la TIP obedeció a la necesidad de unificar 32 carnés vigentes, muchos de los cuales estaban siendo utilizados por personas inescrupulosas para ingresar a nuestras sedes para cometer acciones ilícitas. Es mentira, además de absurdo, que el chip que posee la TIP vaya a ser utilizado con fines judiciales y con esto, no queremos restringir el ingreso a la gente de bien, pero sí le queremos cerrar las puertas a esas personas ajenas que nos están haciendo daño, como son esas redes criminales que expenden drogas al interior de la Universidad”, manifestó Uribe Correa.

Sobre este particular, el Rector coincidió con el vocero de los profesores al reconocer que el expendio de sustancias psicoactivas es tema de ciudad para el cual, la Universidad no tiene las herramientas para enfrentarlo.

“El consumo de sustancias psicoactivas no es un tema nuevo para nosotros, pero sí nos preocupa el incremento que se ha dado en los últimos años del consumo de las llamadas drogas duras como la heroína y las anfetaminas, que se convirtieron de fácil acceso al interior del campus universitario. Este año hemos tenido ocho casos de intoxicación con heroína que afortunadamente, gracias a los servicios asistenciales con los que contamos, les pudimos salvar la vida”, declaró Uribe Correa.

De igual forma, el directivo reiteró que, por el momento no se permitirán las ventas informales por parte de estudiantes pues, aseguró, éstas se estaban prestando para situaciones bastante complejas como la privatización de los espacios públicos destinados para el estudio.

“Nosotros reconocemos que cerca del 90% de nuestros estudiantes son de estratos 1, 2 y 3 y que actualmente en Bienestar Universitario sólo estamos atendiendo a 3.000 de ellos. Pero con esto suceden varias cosas: las ventas ambulantes estaban privatizando los espacios. En mi oficina tengo un folder con más de 72 denuncias formuladas por los estudiantes sobre intimidaciones y atropellos generados por el uso del espacio público al interior de la Universidad”, expuso el Rector.

Por lo pronto, lo único cierto es que este lunes, cuando se reinicien todas las labores académicas, administrativas y de extensión, en los alrededores de la U.de.A estarán sendos piquetes del Smad así como funcionarios de la Personería de Medellín monitoreando que la tan anhelada reapertura se de en total tranquilidad.

“vamos a hacer un monitoreo constante el lunes para ver en qué forma se desarrolla esta reapertura. Y lo vamos a hacer porque la Personería puede ingresar a cualquier dependencia, cualquier sitio, porque así nos lo manda la Constitución”, aseveró el Personero de Medellín.

Agencia de Prensa IPC

Medellín, Colombia

(57 4) 284 90 35

www.ipc.org.co/agenciadeprensa