7 de agosto de 2011

Respuesta del Rector a Invitación de Asamblea Estudiantil

Medellín, 2 de agosto de 2011

En respuesta a la invitación de la Asamblea de Estudiantes


En atención a la amable invitación realizada por ustedes para asistir a una asamblea general de estudiantes mañana miércoles 3 de agosto, queremos precisar que la responsabilidad de la Universidad, además de prestar el servicio de educación, es desarrollar acciones para garantizar la tranquilidad y la seguridad de los integrantes de la comunidad universitaria y las personas que nos visitan, en aras de tener un espacio para el estudio y la investigación.

Movido por la realidad de robos, atracos, sobredosis, explosiones que lesionaban a las personas y le dejaban secuelas permanentes, toma de los espacios deportivos para la venta y consumo de drogas ilegales y constantes actos de violencia en el interior del campus, padecidos y denunciados por la comunidad y la sociedad, el Consejo Superior Universitario decidió que se implementaran varias medidas dirigidas a recuperar la Universidad y devolver la tranquilidad a quienes la habitan.

En numerosas ocasiones y por diversos medios, hemos repetido que el ejercicio de la violencia es incompatible con la academia. Los momentos por los que atraviesa la educación superior obligan a que todos realicemos un esfuerzo en defensa de la educación pública. La Universidad no la podemos condenar a que sea un simple espejo de la sociedad, replicando lo negativo de esta última, cuando nuestra misión es formar ciudadanos ilustrados con la esperanza de legar un mejor futuro para las nuevas generaciones.

Compartimos con ustedes que debemos marcar una diferencia real desde los espacios académicos y que debemos buscar soluciones en medio de un contexto nacional cansado de los mismos métodos, por lo que
somos llamados a proponer y no a imitar. Igualmente creemos que ustedes y nosotros tenemos derecho a ser escuchados, buscando una interlocución legítima y real que permita superar las dificultades e impulsar el espíritu de convivencia y confianza en la Universidad, pero para ello se requiere construir previamente escenarios de diálogo y de debate adecuados y eficaces, por lo que proponemos una reunión con una comisión designada por la comunidad estudiantil y los diferentes órganos de gobierno universitario, teniendo como premisa el rechazo a la violencia, venga de donde venga y, con el objetivo de lograr las condiciones para que la Universidad sea un espacio pluralista dedicado a la academia y el debate.


ALBERTO URIBE CORREA 
Rector  Universidad de Antioquia