7 de noviembre de 2013

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA 06-11-2013

Delegados de la Asamblea General de Estudiantes de la Universidad de Antioquia.

 La Delegación de la Asamblea General de Estudiantes de la Universidad de Antioquia, en reconocimiento de las decisiones concertadas por dicha Asamblea General, rechaza las declaraciones públicas realizadas por Alberto Uribe Correa, Rector de la Universidad de Antioquia, acerca del Paro de estudiantes que se mantiene desde el 3 de octubre del presente año, puesto que pasa por alto las disposiciones del espacio que se ha consagrado como el máximo órgano decisorio de los estudiantes, las cuales giran en torno a mantener el mecanismo de paro hasta que no se ratifiquen los acuerdos en torno al Pliego de exigencias. Además, las declaraciones no están sujetas a ningún debate y no obedecen a los intereses generales de los estamentos de la Universidad.

Es de saber que las diferentes unidades administrativas, Comité Rectoral, Consejo Superior Universitario y Consejo Académico, dentro de sus comunicados, declaran que han existido actos violentos y amenazas a los profesores y a los estudiantes en aras de interrumpir las actividades académicas, desconociendo que los mecanismos adoptados son netamente políticos, sociales y surgen a partir de los consensos de la Asamblea General, que es, además, un espacio amplio en el que la totalidad del estudiando está llamada a proponer y decidir.

Es necesaria esta manifestación pública ya que las mencionadas instancias administrativas de la Universidad no han mostrado voluntad para darle resolución a las necesidades reales de los estudiantes, quienes, a través de la movilización, hemos logrado reivindicar espacios de reflexión acerca de la problemática interna de la institución en cuanto a Cogobierno, Financiación y Bienestar Universitario.

Igualmente, es importante resaltar la situación de cuatro estudiantes que cumplen más de 200 horas en Huelga de hambre, pues no conciben otra manera para ser escuchados y para que el público no respalde sus opiniones en las declaraciones del ente administrativo, que giran en torno a eventos fuera del contexto real que atraviesa la Universidad, y que desconocen, dentro de sus expresiones públicas, a la misma Huelga que sí ha sensibilizado a la comunidad.

Hemos cedido ante las intenciones de acercamiento por parte de la administración, puesto que no han sido, como lo habíamos exigido, con unidades con carácter decisorio, pero en estos acercamientos, como lo constata la Asamblea General de Estudiantes, no se han encontrado las garantías necesarias para acceder a su llamado a retornar las actividades académicas.

Todo este panorama nos deja sumidos en cierta desazón, y más al ver la arbitrariedad con la que se manifiesta el regreso a clase sin un sustento válido, fruto del debate. Desazón que todavía aumenta más al no percibir que se tenga en cuenta la vida y la integridad de las cuatro personas que se hayan en huelga, reivindicando su derecho a la protesta que, reiteramos, es pacífica.

El llamado es a que se adquiera voluntad política para subsanar la problemática de la Universidad, que se abran sus puertas porque es en ella  donde se genera un espacio propicio para la discusión, perfilada desde las diferentes teorías que ella misma nos ha brindado. Asimismo, reprochamos la actitud tácita del Doctor Sergio Fajardo, Gobernador del Departamento de Antioquia, quien sólo ha sido visible en su complicidad con la decisión de cerrar la Universidad más importante del departamento.


Como estudiantes, más que como delegados, ratificamos nuestra disposición al diálogo en pro de la solución de los problemas que afectan a la comunidad universitaria. También reafirmamos nuestro interés de ver a nuestra Alma Máter con sus puertas abiertas a la comunidad estudiantil y, por ende, al conocimiento y a la construcción de espacios de deliberación y formación crítica.